Los retos laborales del segundo semestre del 2020

Carlos Cadillo Ángeles

Por: Ángeles (Consejero del Área Laboral de Miranda & Amado Abogados) 

Son cuatro los principales temas que formarán parte de la agenda del ámbito laboral de este segundo semestre del 2020.

Primero, la consolidación o el inicio de la adaptación del negocio a las nuevas necesidades que han surgido a causa del , que implica inevitablemente efectuar determinados cambios en el puesto, las funciones u otras condiciones laborales.

Por ejemplo, para abrir o ampliar el canal y ofrecer el servicio se requiere contar con apoyo de personal en las áreas comercial y logística, respectivamente, y será necesaria la revisión de los perfiles de puesto requeridos, la rotación interna o la reconversión del personal existente; o, por razones productivas o económicas y, a su vez, como medida de disminución de contagios, la adecuación de la jornada y el horario de trabajo. El reto será efectuar estas adaptaciones con diálogo y negociaciones individuales o colectivas cuando la ley no brinde opciones.

Segundo, la continuación o la ampliación del , que estará vigente hasta el 7 de setiembre, fecha de conclusión –por ahora– de la emergencia sanitaria nacional.

También te puede interesar:  Implicancias laborales de la extensión de emergencia

Aún no se sabe si esta figura se extenderá o se volverá permanente, y será relevante explorar otros esquemas, como el o el trabajo flexible.

Como parte de ello, es necesario revisar los perfiles de puesto, capacitar en el uso de las tecnologías de la información y comunicación, adecuar los sistemas de trabajo y los planes salariales o de compensación, evaluar las ofertas de empleo y de contratación, entre otros.

Tercero, los planes anticovid-19 que son obligatorios para la reanudación o la continuación de las actividades seguirán ocupando un lugar prioritario.

Ante el aumento de las personas contagiadas y fallecidas, los trabajadores exigirán su cumplimiento o incluso un estándar mayor al fijado por la ley. Además, será uno de los fiscalizables a fin de velar por la reducción del riesgo de transmisión. Por ello, las personas responsables del plan en cada empresa requerirán del apoyo y los medios suficientes para ejercer el liderazgo y reducir las contingencias.

Y, cuarto, el impacto económico del covid-19 en las relaciones laborales. comunicó que entre el 16 de marzo y el 30 de junio recibió 21,735 virtuales en todo el país.

También te puede interesar:  Fase 4: Actividades económicas que pueden reiniciar actividades

Por eso, los ceses laborales, el pago de las remuneraciones y los beneficios laborales, así como la seguridad y salud en el trabajo serán los principales temas de conflictos que se irán mostrando en las inspecciones laborales, sin perjuicio de su judicialización ante la reanudación de las actividades del .

Finalmente, tengamos en cuenta que la estrategia y las acciones en relación con los temas comentados definirán las condiciones en que recibiremos el 2021.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.