Factoring como oportunidad para las mipymes

Luis Miguel Terrones, secretario general de la AFEPAC
Luis Miguel Terrones, secretario general de la AFEPAC.

La expansión del covid-19 no solo ocasionó graves consecuencias sanitarias, sino también económicas, especialmente para las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), que vieron reducidas sus oportunidades de obtener el capital que requieren con el fin de seguir operando. En esta coyuntura, el factoring se constituye en una herramienta para la recuperación.

La liquidez es fundamental para la continuidad de las operaciones de muchas empresas, especialmente las mipymes. El covid-19 impidió que muchas unidades productivas puedan afrontar sus gastos de manera adecuada, pues la ruptura de la cadena de pagos las obligó a retrasarse por no contar con el dinero necesario.

En ese contexto, el mercado de factoring se presenta como una solución a estos problemas, ya que adelantar el cobro de las facturas que se tienen en cartera puede brindar mayor liquidez a las empresas de todos los sectores y tamaños.

De acuerdo con la Asociación Peruana de Factoring (Apefac), esta alternativa financiera tiene mucho potencial de desarrollo debido a la brecha que hay entre la oferta de y la demanda de las empresas por el acceso a capital.

“El proveedor mipyme no necesita calificación crediticia, tampoco debe esperar el plazo total de la factura y puede hacerla efectiva en 72 horas en promedio a una tasa competitiva. Además, el poder de de los compradores permite alcanzar plazos de pago de 60 o 90 días”, afirmó el secretario general de este gremio, Luis Miguel Terrones.

También te puede interesar:  Crowdfunding: se esperan S/ 100 millones en préstamos hacia finales del 2021

Entre los principales beneficios que ofrece el factoring destaca la posibilidad de brindar tasas más competitivas comparadas con las del sistema financiero convencional.

“Además, incrementa la oferta de financiamiento, mejora el poder de negociación del proveedor, brinda mayor acceso a fuentes de capital y para las empresas que requieran organizar de mejor forma el pago a sus proveedores, el factoring es una gran herramienta, ya que no solo concentra el pago en un solo agente recaudador, sino que también permite a sus proveedores contar con liquidez inmediata”, aseguró Terrones.

Antecedentes

De acuerdo con Apefac, se estima que en el este tipo de transacciones superan apenas el 2.5% del producto bruto interno (PBI).

“En la actualidad, los asociados operan más del 80% del factoring no bancario. El año pasado, las empresas asociadas a Apefac financiaron más de 1,600 millones de soles en facturas, las cuales fueron en su gran mayoría mipymes”, sostuvo el ejecutivo.

Según un estudio de Insight Hunting SEO realizado por Impulso Pr y Marketing de Influencia, se puede apreciar que las búsquedas online relacionadas con factoring en el país entre enero y setiembre de este año suman más de 51,000, centrándose básicamente en entender qué es el factoring y cuál es su beneficio.

También te puede interesar:  PAE-Mype: ¿Qué emprendedores pueden acceder a los beneficios de este programa?

Entre los sectores que más búsquedas realizan sobre este tema figuran las empresas de alimentos y abarrotes, agricultura y pesca, materiales e insumos, restaurantes, construcción y turismo.

El secretario general de Apefac manifestó que en los últimos tres meses del año aumentó el interés de las mipymes por buscar formas de financiamiento. “En promedio, estas empresas efectúan 3,617 búsquedas mensuales. Entre los temas más demandados están el programa Reactiva Perú, prórroga de declaración de impuestos, fondo de apoyo empresarial para micro, pequeñas y medianas empresas, préstamos bancarios y factoring”, detalló.

Comento que es vital que las empresas conozcan los alcances de la N° 29623, que favorece la libre negociación de facturas comerciales. “El principal reto que tenemos como organización es educar y difundir los instrumentos que permiten un rápido y sencillo acceso al capital de trabajo, principalmente la factura negociable”, agregó Terrones.

Perspectivas

Apefac sostiene que la pandemia generó una caída del 35% en las operaciones. No obstante, en el tercer trimestre se observó una interesante recuperación, pues las operaciones de setiembre pasado presentan una brecha del 9% en relación con el mismo período del 2019.

Frente al reducido acceso de financiamiento para las mipymes en el Perú, el factoring puede apoyar en reducir esta brecha mediante una mayor difusión de las bondades de esta herramienta.

También te puede interesar:  Claves legales para los emprendimientos y negocios en el Perú

“El poco conocimiento se da tanto en las empresas proveedoras como en las empresas deudoras, que deben dar conformidad a la factura en su proceso de convertirse en un título valor de mérito ejecutivo (factura negociable)”, refirió Terrones.

Agregó que la buena perspectiva de apoyo al desarrollo y reactivación económica por medio del factoring debe ser impulsada también desde el Estado con una eficiente de los decretos de urgencia N° 013-2020 y N° 040-2020.

“El D.U. 013-2020 implementará cambios importantes a la Ley de Factoring, como la reducción del plazo de disconformidad de la factura a ocho días calendario; mientras que las razones de disconformidad se reducen a solo tres factores. Asimismo, la disconformidad de la factura además genera la imposibilidad de uso del crédito fiscal por parte del deudor y se publicará una lista de empresas que bloqueen la libre negociación de facturas”, detalló el representante del gremio.

Por su parte, dijo, el D. U. N° 040-2020 proporciona recursos a las empresas de factoring para garantías y financiamiento, como un instrumento que posibilite beneficiar a la mipyme, garantizando de esta forma la no ruptura de la cadena de pagos y como una medida de impulso económico.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.