Sucamec trabaja reglamento de Ley de Seguridad Privada

Sucamec

Superintendente Mario Arata espera que documento se publique en los próximos meses para fiscalizar e imponer, de ser el caso, las sanciones administrativas a las empresas que incumplan las disposiciones respectivas.

La Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec) trabaja el reglamento de la Ley de Seguridad Privada, informó su titular, Mario Fernando Arata Bustamante.

Esta ley, recordó, “se promulgó, aproximadamente, hace siete años. Sin embargo, ya pasó tanto tiempo y aún no se reglamenta. Se establecerá una serie de normativas de control, fiscalización y sanciones administrativas a las empresas que no cumplan con la norma”.

En diálogo con el Diario Oficial El Peruano, el funcionario sostuvo que como esta reglamentación todavía no se emite, impide a su entidad ejecutar mayores controles vinculados con sus funciones a escala nacional.

Plazo

“Sin embargo, ya estamos trabajando y esperamos que este año se pueda publicar el nuevo reglamento de la Ley de Seguridad Privada que permita a las autoridades, en este caso también a la Sucamec, ejercer un control más efectivo sobre las armas”, recalcó.

Arata aclaró que su entidad ejerce un control a las personas que tramitan el permiso para poseer un arma de fuego destinada a la defensa personal o cubrir a un servicio a una empresa. Se les visita en los lugares donde trabajan y verifica que tengan su licencia y tarjeta de propiedad en orden, anotó.

Si hubiera una irregularidad, dijo, inmediatamente “procederemos a la incautación temporal de esa arma y la ponemos a buen recaudo en la Sucamec hasta que regularice la situación”.

Arata reveló que existen cerca de 4,300 empresas privadas de seguridad a escala nacional, las cuales administran también armas de fuego porque cubren diferentes servicios de custodia con su personal.

“Esas agencias deben ejecutar un control minucioso de esas armas. No se trata de darle a un vigilante un arma sin la licencia ni la tarjeta. Es importante que el uso se dé exclusivamente para la función asignada, no para otra cosa”, subrayó.

Las licencias, señaló, se otorgan para uso personal, la seguridad y resguardo de instalaciones, deporte y caza, entonces cada una debe cumplir su finalidad. “Por eso se incautan estas armas cuando no cumplen estas normas”, agregó.

“Por ejemplo, las armas de las empresas privadas de seguridad deben estar a buen recaudo dentro de su local y en una armería si son más de 10. Esta armería cuenta con especificaciones técnicas y debe tener cámaras de videovigilancia interconectadas a una firma de seguridad electrónica”, explicó.

Verificación

El funcionario afirmó que si Sucamec, tras las verificaciones del caso, determina que incumplen con esta normativa, de inmediato incautará temporalmente todas las armas y le otorgará un tiempo perentorio a esa empresa para que subsane las observaciones, lo cual le permitirá recuperarlas previa comprobación de la superintendencia.

“Por eso, de forma inopinada, ejecutamos operativos a escala nacional, en cualquier momento nos acercarnos a las empresas y pedimos información de las armas. Como ya tenemos la cantidad que posee cada una vamos con nuestra relación, hacemos el cotejo respectivo y nos explican cuál es la distribución”, aseveró.

Todo esto, expresó, “lo hacemos por el bien del país, por la Defensa Nacional, por el orden interno, por la seguridad ciudadana, porque estas armas, por un descuido, no vayan a caer en manos de personas sin escrúpulos, delincuentes que finalmente estén en las calles cometiendo delitos patrimoniales contra nuestros conciudadanos”.

El superintendente explicó también que en el país existen empresas importadoras de armas de fuego, pero estas se guardan temporalmente en la Sucamec y no se ofertan al público en las tiendas.

“Cuando una persona quiere comprar un arma va al establecimiento, le enseñan los modelos de catálogo y si decide comprarla recién la empresa le exigirá a esa persona que primero saque su licencia de portar armas”, detalló.

Por lo tanto, agregó, ese ciudadano se acercará a la Sucamec, donde se estableció un procedimiento para otorgar la licencia, pues no a todos se les puede expedir este documento.

“Tienen que justificar para qué quieren esa licencia y rendir exámenes psicológico, de manejo del arma y de tiro. Si pasa todas esas pruebas, se verificará si no cuenta con antecedentes penales y judiciales para otorgarle la licencia”, aseguró.

Una vez que se le dé este documento recién podrá ir a la tienda y acreditar que ya cuenta con la licencia para comprar el arma y en Sucamec se le entregará la tarjeta de propiedad. “A partir de ahí, esa persona estará habilitada para usar esta arma de fuego por tres años. Un mes antes que se venza ese plazo, efectuará el trámite para su renovación”, indicó.

Seguridad

Mario Arata manifestó que la misión de la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil tiene mucho que ver con la seguridad ciudadana.

“Si yo, como responsable del control y fiscalización de que las armas se manejen de acuerdo con las normas vigentes, no cumplo mi labor, estaría infringiendo, por omisión de funciones, mis tareas y eso podría llevar a que las armas puedan caer en manos de delincuentes”, expresó.

Por lo tanto, refirió, es importantísima la labor que ejecuta la Sucamec y “somos muy perspicaces, muy acuciosos, en el trabajo del día a día. No permitimos que ningún arma esté en forma irregular en la calle. Para eso, nuestros fiscalizadores a escala nacional efectúan un trabajo arduo”.“La cantidad de armas que recuperamos en estos primeros cinco meses es importante. Son 6,208 y a fin de año debemos llegar a más de 15,000 que podamos recuperar tanto por fiscalizaciones preventivas como por incautaciones definitivas”, enfatizó.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Renamype (Mypes en Perú)

Beneficios y pasos para inscribirte en el Renamype

Liz Patricia Benavides Vargas

Liz Patricia Benavides Vargas fue elegida fiscal de la Nación