Nueva estrategia para titulación de predios rurales

José Pairazamán (Midagri)

La seguridad jurídica que otorga el proceso viabiliza las intervenciones del Estado, ya sea en créditos, subvenciones o proyectos productivos, afirma el director ejecutivo de unidad del Midagri, José Pairazamán.

La titulación de 153,000 predios rurales proyectada para este año constituye “una meta ambiciosa” que se cumplirá mediante trabajo articulado de diversos sectores del Estado y la participación, por primera vez, de representantes de las comunidades indígenas, afirmó el director ejecutivo de la Unidad Ejecutora Gestión de Proyectos Sectoriales (UEGPS) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), José Luis Pairazamán Torres.

En la actualidad, refirió, en las 10 departamentos donde se ejecutará el Proyecto Catastro, Titulación y Registro de Tierras Rurales en el Perú, Tercera Etapa (PTRT3) existe un universo de 283,000 títulos que se deben emitir para cerrar la brecha de titulación en el campo.

“Hay que recordar que ya hubo un PTRT1 y PTRT2 que priorizaron las tareas en la costa del Perú. Entonces, en esas áreas el Perú ya avanzó y en estos dos proyectos más o menos se llegaron a dos millones y medio de títulos de propiedad”, recordó en diálogo con el Diario Oficial El Peruano.

Zonas

Los gobiernos regionales que suscribieron los convenios interinstitucionales y se beneficiarán con el Proyecto PTRT3, a cargo de la Unidad Ejecutora Gestión de Proyectos Sectoriales, son Cajamarca, San Martín, Amazonas, Loreto, Cusco, Puno, Apurímac, Junín, Huánuco y Ucayali.

“La meta de 153,000 títulos es sumamente ambiciosa, pues con la intervención de las consultoras solo se pudo lograr 136 en 5 años y nosotros, que estamos desde el 2021, con esa misma fórmula de empresa consultora elevamos la valla a 6,500 títulos en un año”, resaltó.

Si se hace el contraste, dijo, “lo que nos estamos proponiendo en el presente año es bastante revolucionario y ambicioso, porque son 153,000 títulos, los cuales incluyen 152,000 predios individuales, 162 comunidades nativas y 81 comunidades campesinas”.

“Ahora, bien, no solo se trata de un tema técnico legal, sino también de un trabajo articulado con otras entidades como el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y hasta la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (Sunarp) que efectiviza el registro de los títulos”, detalló.

El director ejecutivo de la UEGPS señaló que su entidad está en proceso de celebrar los convenios respectivos “para que este trabajo, además de ser bastante serio, también constituya una labor articulada, intersectorial, en la que intervendrán la Policía Nacional del Perú (PNP), el Ministerio de Interior (Mininter), porque no olviden que en la selva proliferaron las invasiones y se desarrollaron actividades ilegales”.

“Cuando el personal se dirige a titular a una comunidad puede encontrarse con estas actividades ilegales y necesitarán del apoyo de la Policía para ingresar a los terrenos y desarrollar el trabajo de titulación”, enfatizó.

Inactivo

Pairazamán recordó que entre el 2015 y el 2020 el programa prácticamente estuvo inactivo y se otorgaron solo 136 títulos. “En nuestra consideración, el PTRT definió una estrategia equivocada, pues para producir los títulos se basó en la contratación de empresas consultoras”, explicó.

“Entonces, estos contratos se celebraron con las empresas, pero no alcanzaron los resultados esperados. Es decir, se resolvieron los acuerdos por incumplimiento de las consultoras y no se pudieron concretar los títulos de propiedad”, rememoró.

Frente a esta situación, sostuvo, propuso al Midagri variar la estrategia de intervención del PTRT y así se definió en una resolución ministerial que dispuso que en el contexto de la segunda reforma agraria, que tiene como eje la titulación de tierras, el proyecto continúe con las comunidades nativas, comunidades campesinas y predios rurales individuales.

“La resolución que aprobó el actual Gobierno establece que continúe el proyecto, pero como una nueva estrategia llamada grupos de trabajo supervisado, los cuales están conformados por técnicos, abogados y, en esta oportunidad, por vez primera en el Perú, se integrarán representantes de las comunidades indígenas”, indicó.

Beneficio

En este contexto, Pairazamán subrayó que lo más destacable como beneficio del título es que brinda seguridad jurídica y mediante esta se crea un clima social de paz y tranquilidad social para las distintas actividades que se desarrollan en el campo. “Se habla de que el título también es un instrumento para acceder a los créditos, pero aquí hablamos de pequeños agricultores y lo más importante para ellos es que desean contar con este documento para, por ejemplo, definir sus diferencias que puedan existir en la realidad”, explicó.

Por lo tanto, recalcó, el título les brinda esa seguridad jurídica para el desarrollo de sus actividades y si en algún momento ocurre algo en sus vidas sus herederos tengan también un reconocimiento de la propiedad. “El Gobierno, al posicionar el tema dentro de la segunda reforma agraria, busca cerrar esta brecha de titulación con la finalidad de crear seguridad jurídica y que esta propenda a que las inversiones agrarias se puedan desarrollar de la mejor forma, con la mayor tranquilidad posible en el ámbito social”, aseveró.

El funcionario afirmó que el sentido de pertenencia, la seguridad jurídica sobre la propiedad que otorga el título inscrito en Registros Públicos, viabiliza las intervenciones del Estado, ya sea en créditos, subvenciones o proyectos productivos.

Grupos supervisados

La Unidad Ejecutora Gestión de Proyectos Sectoriales ejecutará el PTRT3 con la nueva estrategia de los grupos de trabajo supervisados (GTS) que integran equipos de profesionales y técnicos multidisciplinarios vinculados a la titulación de la propiedad rural de cada uno de los 10 departamentos.

Ellos son abogados, ingenieros, técnicos, relacionistas comunitarios, entre otros, que se encargarán de efectuar el proceso de saneamiento físico legal de los predios hasta la inscripción de los títulos individuales y comunales ante la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos.

A los GTS se unirán también organizaciones indígenas de la zona que se les contratará para que realicen in situ el acompañamiento y los servicios de facilitadores regionales, relacionistas comunitarios, técnicos en enfermería intercultural, interpretes/guías y calicateros (inspección directa del terreno) en sus propios territorios.

“Es decir, los dirigentes y los apus de las propias comunidades harán la labor de acompañamiento en el proceso y esto no será a título gratuito, pues se firmarán contratos con ellos y se les otorgará honorarios”, recalcó José Luis Pairazamán.

El director ejecutivo de la UEGPS manifestó que este es un paso muy importante, pues todas “las buenas prácticas de titulación que se ejecutaron aproximadamente durante 25 años en esta ocasión se reunieron bajo esta nueva estrategia de intervención mediante los grupos de trabajo supervisados”.

Cifra

67 mil títulos de propiedad se entregarán en Cajamarca, 56,857 en Puno y 18,000 en Huánuco.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

Luis Alberto Liñán

Innovación y transformación digital del Poder Judicial

Guía Práctica para un Abordaje Integral del Ciberdelito

Ministerio Público y la UNDOC presentan guía para el abordaje integral del ciberdelito