La justicia tributaria en la era del Covid-19

Percy Salas Ferro

Por: (Juez tributario de la Corte Superior de Lima) 

El impacto de la pandemia generada por el coronavirus en la justicia tributaria ha sido evidentemente negativo. Sin embargo, las medidas adoptadas, basadas fundamentalmente en las tecnologías de la información y las comunicaciones, han permitido reactivar el servicio de justicia en nuestro país. El y herramientas como el SIJEJE, el , las notificaciones electrónicas, la firma digital, los documentos electrónicos, la plataforma Google Meet, la conexión VPN, las audiencias virtuales, etcétera, han posibilitado recuperar y ahora mantener el servicio de justicia relativo a las controversias entre los contribuyentes, la administración tributaria y el Tribunal Fiscal.

Las principales actuaciones procesales que se desarrollan en el proceso tributario son: calificación de demandas, expedición de autos admisorios, proveído de contestación de demandas, requerimiento de expedientes administrativos, resolución de excepciones, acumulación de procesos, autos de saneamiento, proveído de diversos escritos, nulidades, informes orales en línea mediante Google Meet, sentencias, concesorios de apelación, ejecución de resoluciones, calificación de medidas cautelares, traslados de peticiones cautelares, fijación de deuda, resoluciones cautelares, requerimiento de contracautela, firma digital de las resoluciones, descargo en el SIJ- de las resoluciones emitidas, notificación electrónica de todas las resoluciones, elevación de expedientes a sala, programación de fecha para vista de causa, realización de vistas de causa por medio de Google Meet, deliberación y votación de causas en línea a través de Google Meet, expedición de sentencias de segunda instancia, elevación de expedientes a la Corte Suprema, actuaciones procesales vinculadas con el recurso de casación, etcétera.

También te puede interesar:  Los servicios y precios de transferencia

La organización del trabajo en los órganos jurisdiccionales con base en los aportes de las tecnologías de la información y las comunicaciones constituye una respuesta inteligente y oportuna para reactivar y garantizar el servicio de justicia respecto a las controversias vinculadas con las obligaciones tributarias y el deber de contribuir.

El significativo número de actuaciones procesales que permite hacer el trabajo basado en las TIC, así como el compromiso de los técnicos y magistrados, posibilitan que se atienda adecuadamente los procesos tributarios, resuelva un mayor número de casos y optimice el servicio.

Finalmente, es indispensable que tanto los abogados como las partes intervengan en los programas de capacitación dados por el , de modo que puedan optimizar sus habilidades y competencias en relación con el EJE y en todo aquello que les permita una participación eficiente en el proceso tributario electrónico.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.