Vitaminas para ser empleable

 
Experto en Gestión del Talento Humano de la Universidad de Piura. 

Este es un buen momento para frenar y repensar nuestro futuro y cuestionarnos ¿qué debemos tener en cuenta para mantenernos vigentes en nuestra trayectoria profesional?

Primera vitamina. Descifrar el contexto digital.

En el futuro, todas las compañías serán de una forma o de otra de software. Mientras mejor nos conozcan, mejor les irá. Hoy, los algoritmos se están imponiendo. Estamos confiando cada vez menos en nuestras intuiciones y cada vez más en lo que los algoritmos saben de nosotros. Es indispensable una mente abierta y permeable para entender el mundo digital.

Segunda vitamina. Desmarcarse del trabajo computarizado.

Lo digital no mata lo humano, lo complementa. Y es que la gente y no la tecnología es la clave de la .

Tercera vitamina. Cultivar la conciencia.

Para ser un buen profesional se requieren destrezas, competencias y virtudes. El robot puede aprender destrezas, y mucho mejor que el hombre, también algunas competencias, pero no es una fuente de virtudes, no sabe lo que es bueno y lo que es malo. La computadora no tiene sentimientos, no puede amar, no puede perdonar, solo simula que lo hace en función de un determinado hecho aplicando algoritmos. Las competencias pueden ser aplicadas para el mal; las virtudes, no. La computadora no quiere ni puede hacer el bien, no tiene conciencia. Nunca podrá ser nuestro jefe.

El reto es restaurar la conciencia, pero en los humanos. Estamos muy enfocados en fortalecer la inteligencia artificial, pero muy poco la conciencia. Tenemos dos opciones, o invertimos en inteligencia humana, en nuestros conocimientos o actitudes para gobernar, en nuestra capacidad para pensar, meditar o hacer el bien común, o la inteligencia artificial nos pasará por encima.

Cuarta vitamina. Nunca dejar de aprender porque la vida nunca deja de enseñar.

Necesitamos convertirnos en un nuevo ciudadano beta, un aprendiz continuo. Hoy, el curioso, el que identifica información valiosa y la aprende más rápido es el que gana. ¿Y cómo aprender? Tonny Robbins recomienda estas pautas:

Fortalecer la mente con libros y creencias sólidas y profundas; elegir a personajes que inspiren para usarlos como referentes; aprovechar oportunidades para conectar con personas cuyo planteamiento en la vida sea más poderoso y repetir por 30 días comportamientos para que luego se conviertan en hábitos.

Que viva la tecnología en la medida en que simplifique la vida humana, aunque nunca podrá reemplazarla. Hay que repensar nuestra relación con ella y definir cuándo, dónde, por qué y cómo usarla. Las ideas son las disruptivas, no la tecnología.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.