Tasa de interés hipotecario en su nivel histórico más bajo 

hipotecas

En el país, uno de los sectores que no fue tan golpeado por la pandemia del COVID-19 fue el inmobiliario. En marzo -a inicios de la cuarentena- se vio la primera caída al registrar 475 unidades vendidas en Lima Metropolitana, en tanto la caída fue mayor en abril, con solo 164 vendidos, según el reporte de la Asociación de del Perú (ASEI).

Tras ello, la recuperación empezó en mayo (469 unidades vendidas) y para julio se reportó una cifra récord: 1,261 unidades vendidas, cifra superior a las ventas registradas hasta antes de la llegada de la pandemia al país. La tendencia positiva continuó hacia los últimos meses del y se espera el balance oficial.

Unos de los factores que acompañó esta recuperación fue la reducción de la tasa de interés de los créditos hipotecarios, que inició el 2020 en 7%.

Dicha tasa se redujo durante el 2020, debido principalmente a que el Banco Central de Reserva (BCR) redujo en abril su tasa de interés de referencia de 1.25% a 0.25%, lo cual se tradujo en la reducción en las tasas de interés de todos los créditos, incluyendo el hipotecario

También te puede interesar:  Ley de Desarrollo Urbano Sostenible: ¿Qué nos dice el detalle de la norma sobre “un nuevo impuesto a los inmuebles”?

¿ inicia el 2021? De acuerdo a cifras de la Superintendencia de Banca y Seguros del Perú (SBS),al 8 de enero de este año la tasa de interés del crédito hipotecario en el sistema bancario se ubica en 6.37%, su nuevo nivel nuevo mínimo histórico.

Principal, pero no el único

Al respecto, el expresidente de la ASEI, Rodolfo Bragagnini, señala a Gestión.pe que la baja tasa de interés representa un punto importante en la recuperación total del sector inmobiliario, pues a menores intereses, mayores son las posibilidades que las familias puedan acceder a un crédito hipotecario y finalmente, una vivienda propia.

“Uno de los factores importantes para el acceso a una vivienda es la tasa de interés, cuando más baja sea, más acceso y más crédito hipotecario se van a dar. Una alta tasa de interés muchas veces hace que una persona no pueda acceder a una vivienda”, dijo.

Agregó que si bien la tasa de interés es importante, no es el único. A ello, se deben sumar otros conceptos los cuales forman parte de un esquema al momento de comprar una vivienda y con ello, se dinamice el mercado en su total dimensión.

También te puede interesar:  Bases gráficas registrales: reformas

Se trata del valor del departamento, el valor de la cuota inicial y los años en que se pagará el crédito hipotecario. Según precisó, se debe considerar que en promedio cerca de un 30% del salario de una persona se destina al pago de la cuota mensual del préstamo para una vivienda.

“Mientras más años me permitan (pagar el crédito) más chica será la cuota inicial y si el interés es más bajo, será menor la cuota. Por lo tanto, mi sueldo va a permitir comprar una vivienda a más plazo y con una tasa de interés más baja”, explicó.

Bajo este contexto, el ejecutivo consideró que este año la demanda de viviendas continuará una senda positiva, tomando en cuenta que las inmobiliarias continuarán ofertando viviendas de acuerdo a las necesidades de las familias.

Demanda para el 2021

Por su parte, el Gerente General de Granadero Inmobiliaria, , también afirmó en que al reducir la tasa de interés del crédito hipotecario, la cuota mensual podrá calzar dentro del presupuesto familiar y en consecuencia, se podrá acceder a más viviendas.

También te puede interesar:  ¿Qué es y cómo se realiza un levantamiento de hipoteca?

En esa línea, dijo que a pesar que la pandemia afectó a muchas familias -ante la pérdida de sus puestos de trabajo- la demanda por las viviendas continuará con fuerza este año.

Según dijo, esto se deberá a que el sector bancarizado de la economía -que involucra a las personas dependientes con ingresos regulares mensuales- es el que menos se ha visto afectado durante la pandemia.

“Son personas que ya se han reactivando económicamente si es que en algún momento tuvieron algún nivel reducción de salario. Además, vemos que el nivel de actividad para este 2021 va a ser sustancialmente mayor que en el 2020″, sostuvo.

Agregó que el escenario es favorable puesto que durante la pandemia los agentes económicos -en este caso el sector inmobiliario- aprendieron a convivir con la emergencia sanitaria, por lo que los trabajos seguirán su curso.

A ello se suma la llegada de la vacuna a país, previstas para fines de enero, lo que augura un año en el que más familias podrán, por fin, tener su casa propia.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.