Semblanza del maestro Carlos Fernández Sessarego

Don nació en el Callao el 7 de marzo de 1926. En el colegio “Raimondi” fue un destacado alumno, lo que le permitió realizar sus estudios con beca. Ingresó en el primer puesto a la Facultad de Letras de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en el año 1943. En 1945 inició sus estudios en la Facultad de Derecho en la misma casa de estudios y en 1950 sustentó su famosa tesis de bachiller titulada “Bosquejo para una determinación ontológica del derecho” en la que postuló la actualmente conocida teoría tridimensional del derecho, según la cual el derecho no se reduce al aparato formal-normativo, sino que, antes bien, está dado por tres dimensiones en dinámica integración: la vida humana, regulada por normas jurídicas, de acuerdo a determinados valores. Don Carlos ganó la beca Gino Salocchi que el Banco de Crédito otorga al mejor estudiante de la Facultad de Derecho de San Marcos. Durante los últimos años de estudios en la Universidad, don Carlos fue convocado por el maestro José León Barandiarán para realizar sus prácticas preprofesionales en su estudio de abogados.

También te puede interesar:  Hacia "una nueva versión del Derecho"

Fue profesor de Derecho privado comparado hasta 1970 en el posgrado de San Marcos. También dictó, durante más de una década dicha materia en la . Enseñó I en pregrado, que comprendía, hasta hace cerca de dos décadas en San Marcos, el estudio del Título Preliminar, el Derecho de las Personas y el acto jurídico regulados en el de 1936. Asumió, por ende, ambas cátedras, en 1957. En 1966 la Universidad Católica lo convoca para que asuma el dictado del Derecho de las Personas. Asimismo, formó parte del grupo de destacados docentes que fundaron la Facultad de Derecho de la Universidad Particular San Martín de Porras, en la que enseñó por más de una década. En 1984 fue convocado por la Universidad de , donde hasta 1996, tuvo a su cargo los cursos de Derecho de las Personas (ininterrumpidamente) y Derecho privado comparado. Don Carlos permaneció en San Marcos hasta 1990, casi cuarenta años, donde no sólo fue profesor sino “formador” de numerosas generaciones de abogados que hoy reconocen su Magisterio. San Marcos supo retribuir su entrega concediéndole el título de  Profesor Emérito y entregándole los “Laureles a la Docencia Sanmarquina”. También fue Profesor Honorario de las Universidades Nacionales de San Agustín de Arequipa, San Antonio Abad del Cuzco, San Luis Gonzaga de Ica, de Trujillo, así como de las Universidades Privadas Antenor Orrego de Trujillo, de Chiclayo, entre otras.

También te puede interesar:  TC mantiene suspensión de cómputo de plazos procesales de habeas corpus, amparo, habeas data y cumplimiento

Fernández Sessarego propuso la reparación del daño a la persona de una manera integral con una norma que, desafortunadamente, fue cercenada por la Comisión Revisora, quedando como resultado -ininteligible- el actual art. 17 del Código civil. Su porfía, su afán, y el apoyo de don Max Arias Schreiber Pezet, Maestro universitario y a la sazón Ministro de Justicia, permitieron que el tema se incorporase en el art. 1985, si bien de modo asistemático, dado que el daño a la persona no sólo se presenta en el ámbito de la denominada responsabilidad extracontractual. La Ponencia de don Carlos para el Libro I del Código civil de 1984 supuso un salto de calidad en materia de personas jurídicas.

Fragmento del texto “Carlos Fernández Sessarego: El hombre y su obra”, de .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.