¿Qué necesita tener un curso de diseño de apps para triunfar en el mercado?

Curso de diseño de apps (Crehana)

El diseño de apps y la programación es un campo que está creciendo a pasos agigantados debido a la necesidad fundamental que está surgiendo en el mercado. Sin embargo, esto también exige que los diseñadores y los programadores aprovechen mejor otras herramientas a fin de obtener productos de mejor y para brindarles a los clientes y a los usuarios aplicaciones a la altura de sus necesidades.

Hay muchas formas en las que se puede mejorar el resultado final de una , pero esto dependerá de las necesidades particulares que tengan que solventar y de las características de cada aplicación. Por lo que, en primer lugar, tendrán que considerar este aspecto a fin de concretar mejor los proyectos que tengan en desarrollo.

Si les interesa avanzar en sus habilidades como diseñadores de aplicaciones y si quieren conseguir mejores resultados, a continuación, les vamos a brindar información que los va a ayudar a conseguir estos objetivos. Así como también les vamos a explicar con mayor detalle al respecto del panorama actual en el que se comercializan determinados aspectos mejor que otros.

Realizar capacitaciones a fin de conocer mejor la forma de trabajar

Para adquirir las herramientas y los conocimientos necesarios para trabajar de manera profesional y para obtener mejores resultados, es indispensable realizar capacitaciones. Es por este motivo que les recomendamos que realicen un curso de diseño gráfico.

Al realizar un curso de diseño, además, conocerán mejor las tendencias que se están gestando en la actualidad. De esta manera, es posible saber qué quieren los clientes y de qué manera quieren concretarlo. Así como también pueden contar con ideas más originales para realizar trabajos de mejor calidad.

También te puede interesar:  Metodologías ágiles: ¿Cuál es el reto de su implementación en empresas grandes del Perú?

Pensar siempre como un usuario

Dos áreas fundamentales que sirven para desarrollar aplicaciones de forma más estable y más útiles para los usuarios son el diseño UX y el diseño UI. Si conocen cómo trabajar con estas herramientas, es posible lograr una aplicación más atractiva no sólo en lo estético, sino también en lo funcional.

Por una parte, el diseño UX corresponde a las siglas en inglés de user experience, es decir, experiencia de usuario. Para trabajar con estas herramientas, se deben contemplar aspectos que tienen relevancia para la forma en la que un usuario interactúa con la aplicación y cómo se desplaza entre las funciones. Algunos de los aspectos más importantes son los siguientes:

  • La aplicación debe ser simple en su disposición de elementos.
  • Reducir la cantidad de pestañas y de secciones a las más indispensables.
  • La forma de comprender el funcionamiento de la aplicación debe ser intuitivo, sin necesidad de tardar mucho tiempo para entender sus funciones.
  • El usuario debe cumplir su objetivo al usar la aplicación en el menor tiempo posible y de la forma más simple.

Por otra parte, el diseño UI corresponde a las siglas en inglés de user interface, es decir, interfaz de usuario. Estas herramientas cumplen la función de diseñar y desarrollar el medio a través del cual se va a desplazar el usuario y en el que va a interactuar con las funciones de base.

También te puede interesar:  Gerenciar en tiempos difíciles

Por ejemplo, si tienen que diseñar una billetera virtual, la interfaz contempla los campos de datos que se rellenan para realizar transacciones, la forma en la que se dispone la información bancaria, las secciones en las que se divide la aplicación, etc. Así como también contempla el aspecto estético. Para que sea una buena aplicación, debe contar con las siguientes características:

  • El diseño no debe ser muy recargado, a veces, menos es más.
  • La interfaz debe ser comprensible fácilmente, es decir, sin letras chicas ni imágenes borrosas.
  • Es muy recomendable sumar opciones de interacción para usuarios con capacidades reducidas, es decir, sin vista o sin audición.

Incluir opciones interactivas y soporte en múltiples plataformas

Las aplicaciones más nuevas cuentan con optimización para diversas plataformas y ofrecen medios interactivos que aprovechan mucho mejor las mejoras del hardware de los dispositivos electrónicos. Un ejemplo son las aplicaciones que incluyen funciones de verificación de datos a través de para contar con una mejor .

Además, hay muchas aplicaciones que se adaptan según el sistema operativo del dispositivo a fin de conseguir un mejor rendimiento del procesador y para disminuir los recursos que consumen. Esto es fundamental para hacer a la aplicación más ligera y más rápida, aunque requiere de conocimientos técnicos en programación y en aprovechamiento de recursos.

Por su parte, también es muy importante saber diseñar plataformas o interfaces óptimas para cada tipo de dispositivo. Lógicamente, no es lo mismo crear una aplicación para teléfonos inteligentes que una aplicación para computadoras. Esto puede parecer algo muy obvio, pero es un aspecto que los desarrolladores olvidan o dejan de lado, y luego se pierden posibles usuarios debido al mal diseño de la aplicación.

También te puede interesar:  Marketing y Comunicación: cómo dar el paso a la profesionalización de una firma de abogados

Realizar tests de fallos y mejoras constantemente

El testing es un área que también está creciendo considerablemente debido a la utilidad que brinda y debido a su importancia. Al desarrollar pruebas de fallas y al probar todo lo que puede resultar de forma negativa, luego se evitan disconformidades con los usuarios y la aplicación cuenta con una estabilidad y con un prestigio mayor.

Además, se puede mejorar la interfaz y la experiencia de usuario al conocer cuáles son los puntos que no funcionan y que deben mejorarse. De manera que es fundamental contar con este feedback constante para decidir en qué dirección se van a gestar las próximas etapas del desarrollo de la aplicación.

Si las pruebas brindan resultados favorables, pueden continuar avanzando en el sentido en el que iban. De lo contrario, será un indicador claro de que deberían cambiar algunas funciones o aspectos que no hayan resultado como se esperaban.

En conclusión, hay muchas formas de mejorar una aplicación y se pueden diseñar muchos elementos que permitan conseguir un impacto más positivo en el mercado. Según la calidad del trabajo que realicen, podrán tener un mayor éxito, aunque la clave es que sigan intentando constantemente, incluso frente a los fracasos que puedan ocurrirles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.