¿Por qué un tribunal italiano quiere juzgar al ex presidente Morales Bermúdez?

El hoy nonagenario ex presidente podría afrontar un juicio en ausencia, según lo establecido por la acusación preliminar.
El hoy nonagenario ex presidente podría afrontar un juicio en ausencia, según lo establecido por la acusación preliminar.

La acusación preliminar contra el ex mandatario peruano recae sobre su presunta participación en la denominada «Operación Condor», aquel plan de las dictaduras latinoamericanas dedicado a la represión de opositores en las décadas de 1970 y 1980. Se imputa a Francisco Morales Bermúdez y otros tres militares la colaboración en el secuestro y homicidio de cuatro personas de ascendencia italiana.

En un juicio que iniciaría el 15 de febrero del 2015 en los interiores de la Sección Tercera del Tribunal Penal de Roma, veinte ex figuras políticas y militares latinoamericanas (entre ellas, Francisco Morales Bermúdez, ex presidente de facto del Perú entre 1975 y 1980) serán procesadas por la desaparición de 23 personas.

En concreto, se investigarán los hechos ocurridos entre los años 1970 y 1980 bajo la llamada ‘Operación Cóndor’, una estrategia represiva formulada por el ex dictador chileno Augusto Pinochet y coordinada con los demás gobiernos militares de la región de aquellos años, para la persecución y ejecución extrajudicial de todos los opositores a dichos regímenes .

También te puede interesar:  OCMA cuenta con sistema de alerta judicial para mejorar atención a personas vulnerables

Si bien el proceso se encuentra en la fase preliminar, dictada por el juez italiano Alessandro Arturi, los veinte imputados –incluido el ex mandatario peruano– son acusados del delito de lesa humanidad, por lo que la máxima podría ser la condena a cadena perpetua.

Acusación negada

No sería la primera vez que el ex presidente peruano ve su nombre en estas investigaciones. En el alegato de inocencia, la defensa del militar acusado establece que el Estado jamás coordinó o aprobó ser partícipe de la operación al considerar las malas relaciones que el país guardaba con Chile.

Pese a que la acusación no ha sido probada, el tribunal italiano postula que existirían indicios de un acto que probaría la criminal conexión: la presunta detención y entrega de cuatro personas vinculadas al grupo opositor de “Los Montoneros” en 1980.

Se trataría de cuatro argentinos de origen italiano supuestamente detenidos en el distrito de , y torturados en Ancón por el Servicio de Inteligencia del Ejército peruano para luego ser entregados a las fuerzas militares argentinas en Bolivia.

También te puede interesar:  Utilizando la democracia

De esta manera, la resolución judicial plantea que tanto el hoy nonagenario ex presidente Morales Bermúdez como el ex Jefe del Servicio de Inteligencia del Ejército, Martín Martínez Garay; y los generales Germán Ruiz Figueroa y Pedro Ritcher Prada sean interrogados ante la judicatura del país europeo.

Acuerdo entre dictaduras

La ‘Operación Cóndor’ fue aprobada por juntas militares de , Bolivia, Paraguay, Uruguay y Chile en el marco de la Primera Reunión Interamericana de Inteligencia Nacional liderada por Augusto Pinochet en 1975.

Así, los países mencionados establecieron una alianza de represión sistemática que los habría vinculado a otros dos gobiernos de la región latinoamericana, entre los cuales se señala el de Francisco Morales Bermúdez en el Perú.

Se conoce que, durante la década que juntó a todas estas dictaduras, el saldo de personas desaparecidas supera el centenar, siendo 23 las víctimas de ascendencia italiana envueltas en el caso que hoy convoca al ex mandatario peruano. Esta última suma está compuesta por 13 uruguayos, seis argentinos y cuatro chilenos de origen italiano que fueron torturados y asesinados en Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y el propio país sureño, respectivamente.

También te puede interesar:  César Landa es candidato del Perú a juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH)

No habrá extradición

Es preciso recordar que en el 2012, la Corte Suprema peruana rechazó el pedido de extradición de Morales Bermúdez formulado por la justicia argentina para que responda por la deportación de 13 personas opositoras a su gobierno en 1978.

No obstante, la resolución dictada por el juez Arturi ha planteado la posibilidad de seguir un proceso judicial en ausencia de los inculpados.

La

Un comentario

  1. Es hora de que los Dictadores como Bermúdez respondan de los delitos que hayan cometido. No debe quedar impune.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.