Menores de 12 años ya pueden ingresar a centros comerciales

centros comerciales

Los menores de 12 años ya pueden ingresar a los y a lugares públicos, siempre y cuando estén acompañados de sus padres o de un adulto, quienes deberán ingresar a locales con aforo controlado y guardando las medidas de protección ante el , como el uso correcto de la mascarilla y el distanciamiento físico.

“Creo que los padres hemos instruido y educado bien a nuestros hijos en el cuidado sobre este virus. Se ve con frecuencia a con mascarilla. El documento que les permite salir indica que los niños deben estar siempre a no menos de dos metros de otras personas”, detalló en Andina al Día el doctor Luis Rodríguez Benavides, director general del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades (CDC) del .

En un comunicado del CDC, publicado ayer, se indicaba que los padres, madres, tutores o adultos cuidadores son los encargados de velar por el cumplimiento de las medidas de prevención del covid-19 durante la salida de niños y adolescentes.

“Si van a salir, los adultos deben procurar que el menor use siempre la mascarilla y, cuando toque algo que sospechen que ha contaminado, deben lavarle las manos para reducir la posibilidad de un contagio. Al volver a casa, deberán hacer el mismo protocolo que cualquier adulto cuando retorna a casa: sacarse los zapatos en la entrada, sacarse la ropa y, de preferencia, darse un baño”.

También te puede interesar:  Factoring como oportunidad para las mipymes

El experto recomendó a los padres evitar en lo posible comer en la calle en lugares inseguros o que no certifiquen o garanticen el cumplimiento de medidas de bioseguridad.

“Es preferible que, al salir, lleven agua o alimentos de casa y así evitar contacto con utensilios que podrían tener alguna contaminación”, sugirió.

Aforo controlado

El experto del destacó que en este momento los centros comerciales tienen un aforo controlado, que no supera el 50% o 60%; además deben tener un control permanente de la temperatura, dado que es un mecanismo de prevención para reducir la propagación del nuevo coronavirus.

“Sin embargo, es importante también que los padres observen el aforo (de los lugares que visitan o recorren). Si ven que el establecimiento al que van a entrar tiene muchas personas, es mejor hacer la cola para ingresar o simplemente ir otro día o en otro horario, no necesariamente los fines de semanas, pues son días de mayor aglomeración”.

El Director General del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades recordó que el trabajo de prevención no solo depende de quien nos limita el ingreso a los centros comerciales sino de nosotros mismos, del autocuidado que nos procuramos para no infectarnos y enfermar.

También te puede interesar:  Ampliación de la Fase 4 de la Reanudación de Actividades Económicas

Puede leer también: INS recomienda regalar a niños juguetes que fomenten interacción familiar y aprendizaje

“Recordemos que algunas personas podemos no hacer un cuadro severo de la enfermedad, pero podemos comportarnos como vehículos de transmisión del covid-19 hacia otras personas que están en casa y todavía se están cuidando, como los niños más pequeños o los adultos mayores”.

Menores de 2 años

Rodríguez Benavides reiteró que los menores de dos años no están obligados usar mascarilla porque aún están en pleno desarrollo y requieren respirar aire libre.

“Estos niños tienen un organismo que está en proceso de aprendizaje hacia el contexto externo. Por lo tanto, es mejor permitirles que respiren de manera natural, pero obviamente hay que limitar su salida, así como evitar el contacto físico con personas que no conozcamos para evitar algún contagio”.

Recordó que la que llegará a nuestro país dentro de poco solo está disponible para adultos, no para los niños “porque aún no se ha probado la seguridad en menores de 18 años”.

También te puede interesar:  Inés Tello presidirá la Junta Nacional de Justicia el 2021

Sobre el uso de mamelucos en niños, comentó que refleja “un cuidado extremo” de los padres. «No son necesarios, sobre todo en los lactantes, que están en un proceso de adaptación a nuestra vida. Ellos deben usar la ropa que les corresponde a su edad, pero siempre protegidos ante los riesgos que ya todos conocemos».

Fuente: Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.