La necesaria combinación del “perfil profesional” y el “perfil personal”

María Elena Guerra Cerrón

Por: María Elena Guerra-Cerrón (Docente universitaria) 

Cuando se nos pide una foto de perfil por lo general escogemos el mejor lado de nuestra cara o cuerpo, aquel que consideramos que nos favorece y, si es que se requiere un perfil de una persona, lo que se debe hacer es detallar aquello que la caracteriza y la individualiza de las otras personas.

El perfil de la persona puede ser un “perfil personal” o un “perfil profesional”, y se hace la distinción, aunque a simple vista parece que tienen el mismo contenido. Como referencia para explicar la diferencia de fondo entre uno y otro, podemos observar lo que está en el Facebook, en el cual tenemos dos opciones: el Facebook personal, para el perfil personal y el fanpage para el perfil profesional o empresarial; incluso se señala que, entre algunos errores que se cometen está el de tener un Facebook personal y usarlo como perfil profesional. Mientras que con el perfil personal se pueden enviar y recibir solicitudes de amistad y hacer amigos, con el fanpage lo que se obtienen son contactos siempre que den “me gusta” (Rodríguez 2017).

También te puede interesar:  Boston Consulting Group presenta las 50 empresas más innovadoras del mundo

Al parecer se optaría por un “perfil personal” o un “perfil profesional” dependiendo del propósito que se tiene. Así, especialmente para la elaboración del “perfil profesional” hay muchos consejos e incluso talleres en los que se brindan pautas: se orienta a identificar al destinatario del perfil para de acuerdo a ello prepararlo, se recomienda el número de palabras que deberían utilizarse y, hasta se recomienda revisar otros perfiles profesionales para tomarlos como modelo y tal vez usar algunas palabras o frases para adecuarlas a su propio perfil. La idea es causar una buena impresión con el “perfil profesional” puesto que, como dice Natalie Massenet: “Nunca olvides que solo tienes una oportunidad de dar una buena primera impresión con inversionistas, clientes, relaciones públicas y mercadotecnia”.

Sin duda, la primera impresión es muy importante, pero no hay que cometer el error de mostrar el perfil de una persona distinta o dar una imagen irreal, porque si bien la primera impresión se recordará, la decepción será mayor al advertirse la falta de sinceridad y el cálculo estratégico para lograr alcanzar los objetivos, lo que podría ilustrarse con la frase.

También te puede interesar:  La resiliencia de los abogados en la práctica

“Todo lo que brilla no es oro”.

Es recomendable combinar el “perfil profesional” con el “perfil personal” y, mostrar a la persona por ambos lados o perfiles. Incluso es un buen ejercicio, porque para ello se requiere una autoevaluación previa de aquellas características que podrían mejorarse para fortalecer la “marca personal”.

Entonces a cuidar la buena primera impresión que se quiere dar, pero tener en cuenta que “Casi todos darán una buena primera impresión, pero solo unos pocos darán una buena impresión duradera”, como lo señala Sonya Parker.

De parte del equipo de Boletín Sociedades: ¡Feliz Año 2021!

Fuente: Boletín Sociedades


Referencias

(1) Rodríguez, Begoña. 2017. “Facebook diferencias entre perfil personal y perfil profesional”. Estrategia online, 27 de julio. Acceso el 30 de diciembre de 2020. https://bit.ly/3o0scmf.

Minería & Compliance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.