Home / Actualidad / ¿Estamos listos para los bancos 100% digitales?

¿Estamos listos para los bancos 100% digitales?

¿Estamos listos para los bancos 100% digitales?

Por Ljubica Vodanovic
Presidenta de FINTELEX, Aliados del Pacífico.

Siempre que me preguntan sobre la transformación digital en el mundo financiero, mi respuesta es la misma. Requiere dos componentes: Uno público y otro privado. Público, porque es el Estado el encargado de dar normas que sean estrictamente proporcionales al riesgo, y mejorar la conectividad para que los servicios financieros puedan ser utilizados por todos, no solo por la mitad de los peruanos. Privado, porque toca a cada empresa implementar una real cultura de transformación, no solo incorporando tecnología, sino también principalmente una adecuada dirección que impregne en toda la organización la necesidad de ser más ágiles, simples y, a la vez, íntegros en los servicios que brinda.

Concretamente, en materia regulatoria, aún no estamos listos para los bancos 100% digitales, pues urge una revisión de las normas sobre licencias de las entidades financieras. En el mundo, tenemos experiencias interesantes con Revolut en Inglaterra, Nubank en Brasil y Bankaool en México, que obtuvo su licencia como banco 100% digital en el 2015. ¿Qué tienen en común estos países que han permitido licencias digitales? Que sus requisitos no están hechos en función de infraestructura, espacios ni bienes físicos, sino en función del objetivo buscado. Es decir, no se exige a las entidades un plan de apertura de oficinas ni equipos físicos para soportar los sistemas de información ni un análisis de capacidad crediticia basado en declaraciones juradas o documentos físicos. Se les permite el uso de la tecnología, pero exigiéndoseles medidas de seguridad que permitan gestionar todos sus riesgos asociados (operacionales, crediticios, de lavado, reputacionales, entre otros).

También te puede interesar:  Universidad del Pacífico brinda respaldo a decano Fernando Cantuarias

En el mundo de hoy, en el que el modelo FinTech (sea desarrollado por una bigtech, una Startup o un banco) es totalmente virtual, el reto del regulador será mantenerse neutro a la tecnología y centrarse en los objetivos que persigue en su mandato, aplicando un enfoque de proporcionalidad que lo lleve a exigir lo mínimo indispensable para cautelar bienes públicos. En este mundo, la regulación debe tener como mantra: “Menos es más”.

Fuente: El Peruano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.