Home / Derecho / Ambiental / El Plástico, su incidencia en el mundo y la Ley N° 30884

El Plástico, su incidencia en el mundo y la Ley N° 30884

Por Claudia Alexandra Cueva Neyra 
Abogada Laboralista 

Ley N° 30884. Se nombra plástico a aquellos materiales constituidos por una variedad de compuestos orgánicos, sintéticos o semi sintéticos, los cuales tienen la propiedad de ser maleables y pueden ser moldeados de diferentes formas.

Según la RAE el plástico se define como un “material sintético que puede moldearse fácilmente y está compuesto principalmente por polímeros como la celulosa”, Ej. Una bolsa de plástico.

La creación de este material simbolizó un gran cambio con impacto global, ya que las empresas  optaron por su uso comercial, pues económicamente resultaba sumamente factible; además de ser un material rentable, accesible y duradero.

Entonces, ¿Cómo es que este innovador invento se convirtió en el mayor problema del Siglo XXI?

Su incidencia en el Mundo

El manejo desmedido de esta herramienta que fue creada para dar soluciones a los seres humanos, se ha salido totalmente de control, causando graves consecuencias tanto en la vida marítima como en la vida terrestre. Lo que nos ha arrastrado a graves situaciones como la denominada “Isla de Basura” o “Continente de Plástico”; la cual es una zona ubicada en el Océano Pacífico que se encuentra cubierta con desechos marinos, siendo hoy en día más grande que Francia, lo cual ha generado una alerta mundial sin precedentes.

En los últimos años, se han dado acontecimientos realmente escabrosos; en Italia se encontró a una ballena muerta que guardaba en su interior 22 kilos de plástico. En 2017, un fotógrafo captó a un caballito de mar aferrado a un hisopo cerca a la Isla Sumbawa en Indonesia, comentando con impotencia y frustración, que esta bella criatura marina debe lidiar diariamente contra los residuos. Asimismo, miles de animales marinos mueren cada año atragantados por bolsas de plástico.

También te puede interesar:  Aprueban el Protocolo Nacional de Monitoreo de la Calidad Ambiental del Aire (D.S. N° 010-2019-MINAM)

Según la UNESCO, los desechos plásticos causan la muerte de más de un millón de aves marinas cada año, así como la de más de 100.000 mamíferos marinos. De acuerdo a estudios recientes realizados por la ONU, se dio a conocer que para el año 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Este problemática no sólo afecta a la vida marítima la vida terrestre también se ve muy vulnerada. Recientemente, Scottish Natural Heritage, publicó una serie de fotografías donde se muestran a animales terrestres siendo afectados por el plástico; se han encontrado a hienas viviendo en un vertedero lleno de basura en Harar situado en Etiopia, en otra imagen se puede observar a dos ciervos sin vida, los cuales intentaron desenredarse de una red de pesca que los mantenía unidos.

Los estragos que vivimos hoy en día son los resultados de nuestras malas decisiones, lamentablemente los más inocentes sufren pagando las consecuencias. Por lo cual, en la desesperada búsqueda de soluciones que ayuden a reducir el problema, cada vez más empresas se unen para brindar alternativas viables, ecológicas y amigables con el planeta.

También te puede interesar:  Aprueban el Protocolo Nacional de Monitoreo de la Calidad Ambiental del Aire (D.S. N° 010-2019-MINAM)

LEY N° 30884: “Ley Que Regula El Plástico De Un Solo Uso Y Los Recipientes O Envases Descartables”

En el Perú con fecha 08 de Diciembre del 2018 se aprobó la Ley N° 30884, la cual fue creada, con la finalidad de reducir el consumo masivo de las bolsas de plástico de un solo uso, los envases y/o recipientes descartables.

Concretamente la ley cita “El objeto de la ley es establecer el marco regulatorio sobre el plástico de un solo uso, otros plásticos no reutilizables y los recipientes o envases descartables de poliestireno expandido (tecnopor) para alimentos y bebidas de consumo humano en el territorio nacional”; “La finalidad de la Ley es contribuir en la concreción del derecho que tiene toda persona a gozar de un ambiente equilibrado y adecuado al desarrollo de su vida, reduciendo para ello el impacto adverso del plástico de un solo uso, de la basura marina plástica, fluvial y lacustre y de otros contaminantes similares, en la salud humana y del ambiente”. – El Peruano.

La Ley N° 30884 cita también que “los supermercados, autoservicios, almacenes y establecimientos similares, tanto ellos como sus prestadores de servicios deben reemplazar la manera masiva en la que se ha dado el consumo de bolsas de plástico no reutilizables por otras que si sean reutilizables o cuya degradación no generen contaminación o sustancias peligrosas…”, “Los establecimientos deben cobrar, por cada bolsa que entregan… (…)”.

Ante esto surgen varias interrogantes, ¿Verdaderamente estamos ayudando a reducir el plástico de un solo uso? ¿Acaso la solución es ponerle precio a una bolsa plástica para reducir un consumo masivo? ¿Podremos a través de esta ley culturizar a los peruanos para que tomen conciencia de los fatídicos acontecimientos que nos someten en la actualidad?

También te puede interesar:  Aprueban el Protocolo Nacional de Monitoreo de la Calidad Ambiental del Aire (D.S. N° 010-2019-MINAM)

Considero que más que ponerle precio a un artículo que sólo se usa en una oportunidad y que deteriora nuestro hábitat, más allá de darle dinero a las empresas que antes nos facilitaban estos mismos elementos de manera “gratuita” y que ahora pagamos por ellos, lo que se debe hacer es detener del todo la distribución de estos; reemplazándolos con opciones eco inteligentes como bolsas de tela, cañitas de bambú, envases descartables elaborados a base de caña de azúcar que son orgánicos y biodegradables; hay muchas alternativas ecológicas en el mercado.

Nos encontramos en medio de una gran campaña mundial donde los medios de comunicación publicitan campañas ecológicas las cuales nos informan que nos encontramos en una ardua batalla contra el cambio climático y nos invitan a poner nuestro granito de arena para salvar a nuestro planeta antes de que sea demasiado tarde.

No seamos reacios, recordemos que no se trata de una advertencia, estos acontecimientos son una realidad palpable la cual debemos afrontar ya que nos está pasando factura. Hagámoslo para librar de la contaminación a nuestro hogar el que un día fue denominado el planeta azul.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.