Denuncian que el Minsa vacunó en clínica San Pablo a mayores de 12 años con primera dosis en el extranjero

Clínica San Pablo

Un nuevo caso de vacunación irregular contra el COVID-19. El programa Sálvese Quién Pueda denunció ayer domingo, que la clínica San Pablo, ubicada en el distrito de Surco, administraba dosis de Pfizer a adolescentes de 12 años a más sin comorbilidades y que recibieron la primera dosis en el extranjero.

El reportaje realizado por la periodista Heidi Grossman, da cuenta de que los menores beneficiados con la vacuna pertenecen a y sectores más pudientes de la capital. A través de varios grupos de WhatsApp, sobre todo de padres de familia, empezaron a circular hace unas semanas mensajes como los siguientes:

  • Chicas estoy en la Clínica San Pablo y están vacunando niños mayores de 12 años con Pfizer que tengan la primera dosis en el extranjero
  • Son Pfizer, son Pfizer, yo te lo digo porque a mis hijas le han puesto, yo no voy a arriesgar a mis hijas, mi sobrino le ha puesto
  • Me llamó (…) me dijo que era un grupo de familia doctores y enfermeras agregados al Minsa, que todo era discreto y solo para conocidos, que se vacunan en grupos de 20 niños y jovenes, y que garantizaban que eran firmes las vacunas.

Para comprobar esta información, Grossman acudió hasta la clínica y le indicaron que efectivamente, sí estaban vacunando a adolescentes de 12 años a más, y que solo necesitaba llevar la constancia de que el menor recibió la primera dosis contra el COVID-19 en el extranjero.

Yo pensé en un primer momento que toda era fake. Por eso parta constatar fui a la clínica San Pablo y grande fue mi sorpresa cuando me dijeron que sí, lo de la vacuna a menores de 12 era cierto. Les dije que tenía mi sobrina que ya había recibido su primera dosis en Estados Unidos, y al día siguiente (miércoles) fui con una voluntaria de 16 años, pero ese día habían suspendido la vacunación”, contó Grossman a El Comercio.

También te puede interesar:  Brasil producirá vacuna de Pfizer para distribuirla en Latinoamérica

El día viernes, cuando Grossman acude nuevamente a la clínica (el jueves estaban desinfectando), se encontró con la encargada del vacunatorio clínica San Pablo – Minsa, la Dra. Aura Perugini.

“El miércoles sí estaba abierto, sino que se suspendió la vacunación porque hubo mucha falsificación de documentos, de información. Este era el único centro que estaba vacunando con segundas dosis a ya inmunizados en el extranjero, en otro sitio no los están vacunando. Yo había pedido la autorización y ya me desautorizaron a raíz de toda esta situación que se presentó”, señaló Perugini.

El reportaje también muestra la respuesta a este hecho por parte de la Directora Ejecutiva Dirección de Inmunizaciones del Minsa, Gabriela Jiménez Quinteros, quien dijo que “mañana (sábado) vamos a hacer la revisión técnica, ya indiqué a la directora de inmunizaciones de la Diris Sur que haga el informe correspondiente”.

En tanto, la clínica San Pablo emitió un comunicado en el que señala que no se hace responsable de esta vacunación irregular y asegura que solo prestan sus servicios e instalaciones y que las decisiones de a quién vacunar las toma el Minsa.

También te puede interesar:  Hay 16 millones de peruanos en pobreza y vulnerabilidad, según Midis

Ministro y viceministro de Salud se pronuncian

El ministro de Salud, , y el viceministro de Salud Pública del Minsa, Gustavo Rosell, se pronunciaron esta mañana respecto al reportaje que revela que la clínica San Pablo administraba y aplicaba vacunas contra el COVID-19 a menores de edad que habían recibido la primera dosis en el extranjero.

Al respecto, el titular del Minsa negó que la clínica tuviera la autorización para aplicar segundas dosis a menores que habían sido inmunizados en el extranjero. “No. (…) Inmunizaciones no ha dado ninguna autorización, pero me señalan que la Diris Lima, encargada de coordinar con algunas clínicas para que participen en algunas vacunaciones debidamente programadas, va a tener que explicarnos lo que realmente ha pasado”, dijo en entrevista a RPP Noticias.

Reiteró que no existe alguna autorización por parte del Minsa para que ese tipo de prácticas se realice en el país. “No puede que ser que haya personas acá en nuestro país que vayan a un centro de vacunación y le digan ‘tú no te puedes vacunar porque no estás en el rango adecuado’ y que a otra que viene de viaje, que se puso la primera dosis (en el extranjero), le pongan la segunda dosis”, sostuvo.

No me parece. De todas maneras, cualquiera de estas opciones que se dan, no masivamente, sino de manera digamos, muy sectorial, deben tener la autorización del Ministerio de Salud. Y por lo menos, desde mi despacho y de la dirección de Inmunizaciones, no se ha dado esta autorización”, aseguró.

También te puede interesar:  Exigencias para que trabajadores de alto riesgo pueden laborar de forma presencial, según el MTPE

Por su parte, el viceministro Rosell explicó también a RPP Noticias que lo que el Minsa autoriza son “algunas excepciones”. “Por ejemplo, nuestros que se van al extranjero y les piden una vacuna, pasan por un comité de ética y se les vacuna con su primera o segunda dosis, no hay ningún problema. Lo mismo para los estudiantes que vienen del extranjero que se han vacunado en su primera dosis y aquí hay que completar su segunda dosis”, indicó.

Agregó que no solo se vacunan a menores de edad que recibieron su primera dosis en el extranjero, sino también a adultos de 30, 40 o más años.

Adolescentes, personas de 30, 40 años, que han recibido su primera dosis en cualquier parte del mundo, ingresan su solicitud, se evalúa y se autoriza la vacunación de su segunda dosis porque lo importante es proteger la vida de las personas”, aseveró.

En otro momento, dijo que el caso está en investigación. “El ministro lo ha anunciado, una comisión de investigación específicamente de este caso. Se está analizando cuál es la irregularidad efectuada por esta clínica que por el momento está suspendida de la vacunación hasta que se aclare estos hechos”, informó Rosell.

Fuente: El Comercio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.