Cuidado con seguir cavando… (M&A)

Mauricio Olaya

Por: (Socio principal del Estudio Muñiz) 

No todos aquellos que están enfrentando una situación de crisis se plantean la posibilidad de vender a tiempo y en cambio, luchan por recuperar el valor que tenían antes de la crisis.

En artículos previos hemos comentado sobre el interés que despierta una crisis financiera en determinados actores deseosos de aprovechar una oportunidad. Ahora bien, para que ese interés se convierta en una transacción se requiere de una contraparte interesada en vender en condiciones que representen una oportunidad para el comprador.

¿Y deberían existir vendedores de esas características en la coyuntura actual? La respuesta sin duda es que sí. No obstante, no todos aquellos que están enfrentando una situación de crisis se plantean la posibilidad de vender a tiempo y. en cambio, luchan por recuperar el valor que tenían antes de la crisis.

Lo importante es ser consciente de la capacidad que se tiene de lograr ese resultado tratando de desprenderse, para fines de ese análisis, de elementos tales como el orgullo, la vergüenza, la competitividad extrema y otros que en determinadas circunstancias pueden ser malos consejeros y terminar liquidando todo el valor de la empresa e incluso el del propio accionista.

También te puede interesar:  Congreso publica ley de control previo de operaciones de concentración empresarial (Ley Nº 31112)

A lo largo de mis años como consultor y de he visto como empresarios “supercapos” en el manejo de sus negocios no supieron salir a tiempo de una crisis y lo perdieron todo; especialmente por razones distintas a los “números” que le gritaban qué camino seguir.

Otros, por el contrario, salieron justo a tiempo, algo “magullados”, con el orgullo un poco golpeado y dejando atrás incluso una marca asociada fuertemente a un apellido o una historia familiar.

Estos quizás recuerden con nostalgia tiempos aquellos, pero lo hagan sentados en la terraza de su casa de playa o en medio de un partido de golf. Otros, que quizás se demoraron más de la cuenta, no…

Hay una frase de Warren Buffett que es muy interesante y dice: “La cosa más importante que debes hacer si estás dentro de un hoyo es dejar de cavar». Y es que en efecto existen momentos en los que es mejor tratar de salvar algún valor antes que perderlo todo.

También te puede interesar:  Panorama para las compras y fusiones de compañías golpeadas por la pandemia

Lo complejo de la decisión, seamos claros, es que la crisis que estamos enfrentando es una de liquidez y donde muchos quieren aguantar para salir a flote una vez que se logre la vacunación de la población y los miedos desaparezcan.

Solo tengamos presente que debemos ser fríos en el análisis y el momento en que debamos tomar la decisión, ya que es probable que existan millones de hoyos y cavadores, pero las sogas para sacarlos solo se cuenten por miles.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.