Socorro Heysen, jefa de la SBS: “El 80% de clientes que reprogramaron deudas está pagando”

Socorro Heysen, jefa de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS)
, jefa de la Superintendencia de Banca, Seguros y (). (Foto: ANDINA)

El sistema financiero está muy líquido y solvente, resalta Socorro Heysen, jefa de la SBS. Pero las instituciones financieras aún no reflejan el gran impacto de la pandemia en sus utilidades, acota. Sostiene que, en adelante, la capacidad de pago de los deudores dependerá de la recuperación económica y laboral, de que no haya un rebrote del COVID y de las reprogramaciones con garantía. En entrevista con Gestión, revela que seis entidades financieras aumentarán capital y 11 emitirán bonos para reforzar patrimonio.

¿Cuál es la situación del sistema financiero a puertas de terminar el año?

El sistema financiero se ha mantenido resistente ante el shock adverso de la pandemia. Han sido muy importantes los buenos niveles de capital y las provisiones. Ha sido una buena estrategia temporal. El sistema financiero está muy líquido. Tiene niveles de liquidez muy superiores a los prepandemia, en parte como resultado de un aumento significativo en los depósitos. Además, los desembolsos (de créditos) han tenido que mantenerse o se redujeron un poco respecto de la prepandemia. Parte importante de esos desembolsos es financiada por el Banco Central.

¿Cuánto mayor es la liquidez ahora?

El ratio de cobertura de liquidez al 16 de noviembre estaba en 194%, muy superior al indicador del 2019, que era de 140%, cuando ya éramos líquidos; pero ahora lo somos mucho más. El ratio de liquidez (en moneda) nacional está en 48%, por encima del 28% del 2019. En solvencia, los ratios de capital se han multiplicado de 14.5% en marzo a 15.8% en noviembre.

Buenos colchones

¿Qué refleja este indicador?

La solvencia de las entidades es resultado de varios factores, como las utilidades del 2019 y los de capital que están realizando las entidades (ver siguiente página). El sistema financiero presenta buenos colchones de provisiones voluntarias que ha venido realizando, pero es importante decir que producto de las facilidades que ha dado la Superintendencia para reprogramar a los deudores afectados por la pandemia, las entidades aún no reflejan el gran impacto de la pandemia en sus utilidades.

¿Cuándo se observará este impacto?

A setiembre, algunas entidades del sistema financiero todavía no capturan el impacto total. Como mencioné, en los próximos seis meses se reflejaría esta situación, pero aun así ya se nota que las utilidades que han recibido son mucho menores, son S/ 5,400 millones inferiores a las de setiembre del 2019. Y eso me da pie para entrar a reprogramaciones.

También te puede interesar:  SBS dicta trámite para el retiro de fondos AFP de afiliados con enfermedades oncológicas (Resolución SBS Nº 3031-2020)

¿Cómo evolucionaron las reprogramaciones de deuda?

La Superintendencia, desde el inicio de la pandemia, dio una serie de disposiciones para facilitar que las entidades financieras pudieran reprogramar las deudas de las personas que tenían dificultades de pago. En este contexto, se ha elevado el número de reprogramaciones. El nivel máximo llegó a S/ 137,000 millones en junio, y ha venido reduciéndose, en parte porque algunos deudores han dicho que no necesitaban la reprogramación, han pagado sus deudas, y hasta noviembre la última cifra de la que disponemos en reprogramación es de S/ 108,569 millones.

Indicadores nuevos

¿Qué porcentaje de la cartera de créditos del sistema financiero representa esa cifra?

Equivale al 28% de la cartera total. El número de reprogramación de operaciones crediticias es el 40% del total de operaciones crediticias. Es posible que se dé algún aumento en las reprogramaciones en los siguientes meses, como resultado de la ley de reprogramaciones con garantía. Pero lo que se ha dado hasta ahora es una reducción de reprogramaciones.

¿Cuál es el efecto en la calidad de la cartera?

La calidad de cartera del sistema financiero ya está capturando este impacto. Por ejemplo, en la cartera de alto riesgo. En este momento está en 5.7%, superior a la de setiembre del año pasado, que fue de 5.5%. Empieza a subir un poquito. Pero a eso tenemos que agregarle el 28% de cartera reprogramada. No sabemos cuánto de ese 28% de cartera va a ser pagado; es algo que se irá viendo en el tiempo.

¿Cómo hacen seguimiento a esta cartera reprogramada?

La Superintendencia, en este contexto, para entender la situación real de las entidades financieras ha desarrollado una serie de indicadores nuevos que le permiten entender y hacer seguimiento, por ejemplo, de qué porcentaje de la cartera se está recuperando. Antes de la pandemia, los clientes del sistema financiero pagaban, en promedio, el 6% del saldo capital de sus créditos, todos los meses se amortizaba el 6 % de su saldo capital. En abril ese porcentaje bajó a 1.6% y en setiembre se ha ido recuperando y está en 4.6%, aunque todavía no alcanza el porcentaje de pago previo (al ).

También te puede interesar:  Un millón de afiliados ya retiraron fondos de las AFP liberados por Congreso

Temperatura

¿Se analiza por cada entidad financiera?

Hay mucha deuda reprogramada que todavía está en periodo de gracia que se irá cancelando en los meses siguientes. Este indicador, para nosotros, es para medir la temperatura y entender qué entidad está recuperándose más rápido; y también para ver los tipos de deudores. El nivel de desembolsos en la actualidad es bastante parecido al del 2019.

En el sistema financiero hay diferentes datos sobre los créditos reprogramados que se vienen pagando. ¿Qué porcentaje de los créditos reprogramados o de los deudores que reprogramaron se viene pagando, según la SBS?

Si lo veo en términos de porcentaje de clientes, lo que hay que comparar es con respecto a cifras prepandemia. Yo he calculado alrededor del 80% del porcentaje de clientes (que vienen pagando). El porcentaje de monto debe ser algo mayor porque los clientes más pequeños son los que están teniendo mayor dificultad.

¿Y el 20% restante está teniendo problemas?, ¿se acogerán a la reprogramación con garantía?

Hay varias salidas. Algunos van a poder acogerse a este programa. Otros no están pagando, no necesariamente porque necesiten sino porque les dieron periodo de gracia relativamente largo; entonces, van a empezar a pagar en las condiciones ya acordadas cuando venza su periodo de gracia. Hay distintas situaciones. La ley aprobada por el Congreso va a ser muy útil para ayudar a que los deudores logren salir adelante.

¿Qué número de deudores mantienen créditos reprogramados a la fecha?

Tengo el número de operaciones crediticias y hay deudores que tienen más de una, por lo que puede haber duplicidad. A la fecha, tenemos 6.5 millones de operaciones crediticias reprogramadas y no coincide con el número de deudores.

Capacidad de pago

Agencias como Moody’s estiman que desde octubre o noviembre, al acabar estas facilidades, comenzará a reflejarse en las carteras, en la morosidad. ¿En qué magnitud subiría esta última?

Ya se está reflejando. Las primeras reprogramaciones, que se dieron a plazos relativamente cortos, ya están reflejándose en términos de morosidad. Y algunas que fueron reprogramadas al principio con plazo largo, ya vencieron a partir de octubre. Entonces, ya se está empezando a reflejar. Ahora, ¿de qué va a depender la capacidad de pago de los deudores? Está asociada a una serie de factores, a la recuperación de la economía, del empleo, de la posibilidad de que no haya un rebrote (del covid). Por supuesto, también apoya el programa de reprogramaciones con garantía del .

También te puede interesar:  Mayor acceso a financiación vía fondos de inversión

¿Este programa de garantías podría ayudar a contener la mora?

No solamente es contención. En la medida en que este programa de garantías considera un porcentaje de reducción de , no solo se reperfilará la deuda, sino que reducirá el valor presente real de la deuda a pagar y, por lo tanto, posibilitará que haya más deudores que salgan adelante. El programa del Congreso no está pateando el problema para adelante, está reduciendo el tamaño del problema.

SBS debe seguir aprobando fusiones y adquisiciones

Si bien algunas entidades financieras realizarán aportes de capital con sus propios recursos, otras optarán por realizar fusiones o adquisiciones, afirmó Socorro Heysen.

Así, enfatizó la importancia de que estas operaciones de fusión y adquisición en el sistema financiero y asegurador sean aprobadas con la debida severidad.

“Es esencial que estas operaciones, en una situación de riesgo para la sostenibilidad de una empresa, continúen siendo aprobadas por la Superintendencia como siempre se ha venido haciendo. Por eso pensamos que es importante que se tome en cuenta esto, que no se retire a la Superintendencia una facultad que es esencial”, expresó.

La posición de Heysen cobra relevancia luego de que el Congreso aprobará un proyecto de ley sobre control previo de fusiones y adquisiciones, que plantea que las opiniones de la SBS sobre estas operaciones en el sistema financiero no tengan carácter vinculante (de acatamiento obligatorio).

En breve, el Gobierno debe decidir si promulga u observa la autógrafa de ley.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.