Reunión Bilateral Perú-Costa Rica sobre la aplicación efectiva del Tratado sobre el Comercio de Armas

Los días 25 y 26 de febrero se organizó en Lima la “Reunión Bilateral - sobre la aplicación efectiva del ”, con la cooperación de la Unión Europea (UE) y la Agencia Alemana para el Control de las Exportaciones (BAFA), la cual estuvo bajo la coordinación de la Cancillería y contó con la asistencia de aproximadamente 40 participantes de las distintas entidades competentes de ambos países.

La delegación de Costa Rica estuvo presidida por el Viceministro de Seguridad Pública, señor Eduardo Solano Solano, quien además sostuvo reuniones con el Viceministro de Recursos para la Defensa del Ministerio de Defensa y con los Viceministros de Orden Interno y Seguridad Pública del Ministerio del Interior, así como con el titular de la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (SUCAMEC).

El objetivo de dicha reunión bilateral consistió en el intercambio de información y las buenas prácticas, y experiencias en la aplicación del Tratado sobre el Comercio de Armas (TCA), que proporcionará una visión integral, sustantiva y estratégica de los mecanismos, acciones y medidas que podrían tenerse en cuenta en el proceso para su implementación nacional. Asimismo, las delegaciones peruana y costarricense dialogaron acerca del fortalecimiento de las capacidades de ambos países para realizar un efectivo control de las transferencias internacionales de las armas convencionales, entre ellas, las armas pequeñas y ligeras, municiones, partes y componentes.

También te puede interesar:  Coronavirus en Perú: Uso de mascarillas ahora es obligatorio

En el marco de la mencionada reunión, el Perú hizo un llamado especial a los países exportadores de armas, con la finalidad que lleven a cabo la firma y/o ratificación del Tratado sobre el Comercio de Armas con el objetivo de alcanzar su universalidad. Para nuestro país, la aplicación efectiva de este importante tratado contribuirá con la paz, la seguridad y la protección de los derechos humanos; así como, con la reducción significativa de los actos relativos a la violencia armada, de género, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.