Nuevas oportunidades, por Kurt Burneo

Kurt Burneo

Por: , Profesor Investigador de Centrum PUCP. 

Una importante secuela de la pandemia a nivel internacional y en el también, es el notable deterioro de las finanzas públicas, resultado de la combinación de incrementos del gasto dados los apoyos fiscales a personas y , sumados a las caídas en los ingresos tributarios por la recesión económica originada por el aislamiento social necesario para reducir la tasa de contagio. El caso es que las soluciones tecnológicas desarrolladas para enfrentar los adversos efectos económicos de la Pandemia, -como el desarrollo de la economía digital- más producto de la necesidad, que, de un planeamiento preexistente, nos daría la oportunidad de una más rápida velocidad de recupero de la recaudación dada una tasa de crecimiento del PBI, esto es un coeficiente de elasticidad tributación producto más alta. Veamos esta posibilidad.

¿Hoy podríamos asumir que la normatividad tributaria es eficiente considerando la efectiva recaudación que se logra sobre los florecientes negocios digitales? Diría que no. Las razones son varias, quizás la más importante es porque los gravados novedosos modelos de negocios de naturaleza virtual, complejiza la conexión con el territorio. Esto es, por ejemplo, lo que ocurre en el aplicable a los modelos de negocio altamente digitalizados, que carecen de establecimiento permanente en el territorio.

También te puede interesar:  Tres planes para “rescatar” a la economía peruana

Dada la brevedad de esta nota, sólo mencionaremos algunas actividades donde existe un reto tributario generado por la nueva modernidad de las transacciones, como es el caso en el incrementado electrónico transnacional B2C, donde hay controversia en la definición legal de los hechos imponibles, lo cual tiene implicancias crecientes sobre la recaudación -dada la incrementada magnitud comercial de bienes y servicios-, en una mayor conectividad basada en grandes plataformas de , donde el consumidor compra bienes y servicios a través de solo un clic, sobre todo a través de grandes plataformas de mercado.

En un contexto de mayor magnitud del comercio en plataformas digitales, ello contrasta con obsoletas reglas de excepción en el Perú aún vigentes, como es el caso de franquicias con un umbral de US$ 200 , régimen que data de tiempos en el que el costo de antiguos procesos en papel eran mayores que lo efectivamente recaudado; a la necesidad de revisión del umbral, súmase a este desafío el fraude por subvaluación en este tipo de envíos estimado está en alrededor del 60% dadas las grandes dificultades para que la ejerza un control eficaz sobre lo descrito, al final estos desarrollos tecnológicos, podrían ser útiles como herramientas de fiscalización,

También te puede interesar:  Es recomendable que los ahorros en el corto plazo sean en soles

Lo interesante de estos nuevos vehículos comerciales –transacciones en línea- ,es que al estar basados en la digitalización y tecnologías de información, explicaría de facto, la generación de mayor información conducente hacia una mayor posibilidad de de la economía, a la vez de –qué duda cabe- una reducción de los márgenes de y tributarias contribuyendo así a un coeficiente mayor de elasticidad tributación producto, esto es un aumento de cada punto del PBI llevara a una más dinámica recaudación tributaria. Pretender desarrollar estas herramientas a 3 meses de finalización del mandato es imposible, por ello este tipo de iniciativas, ya forman parte de los desafíos de gestión macroeconómica que deberá enfrentar la siguiente administración.

Fuente: Gestión

Minería & Compliance

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.