La nueva informalidad predial en latinoamérica

 

Miguel Cavero Velaochaga

Por: (Abogado. Director de

La TV nos muestra en estos días los efectos (sociales) de la informalidad laboral y urbana (predial) en Lima. La desigualdad urbana en las periferias es resultado de un excluyente y deficiente “conjunto de intervenciones sobre el suelo” (Abramo, 2020), o una “concentración de desventajas”, según ONU Hábitat (en: https://bit.ly/2ZlKTXO).

Según Pedro Abramo, en un reciente Webinar (ver en https://bit.ly/2Co6Qwi) “Desde mitad de los noventas disminuyó la informalidad clásica (ocupación de cerros) hasta finales de 2015”, pero se produjeron nuevas formas de informalidad urbana en la región, organizadas por grupos vinculados al crimen organizado. Al respecto, en el , la Ley N° 30077 fija que las modalidades de usurpación tipificadas en los arts. 202 y 204 del Código Penal constituyen “crimen organizado”.

Abramo, estudioso de la “favelización” de su país y de América Latina, señaló también que el “83% del mercado informal en las favelas de Río de Janeiro es alquiler” y que “existe ocupación de aceras en barrios formales, promovidas por grupos criminales”. También mostró evidencias de una “nueva informalidad en el Perú” manifestada por: (1) un “Mercado Informal de Suelo y Vivienda” en los “asentamientos populares consolidados”. (2) “Venta de lotes” (sin ) en ciertos sectores de Lima: (i) periferia costeña sin infraestructura; (ii) área periurbana agrícola, donde incluso se venden con agua y luz “provisional”; (iii) cerros de la periferia con “obras de acceso” (trochas) ejecutadas por los mismos “traficantes de suelo”.

También te puede interesar:  ¿Renta por urbanización o plusvalía?

A su vez, los profesores Julio Calderón y Gustavo Riofrio (Perú) también han señalado la existencia de un “mercado de alquiler informal de cuartos” en los AA.HH. del país. En lo personal, diría que dada la “generalizada y endémica” informal en el país, en todo sector socioeconómico, por no registrar “segundos actos”: postitulación o herencias, un factor a observar en los próximos años es que la pareciera estar convirtiéndose en el “derecho” y “activo” preferidos por las personas y su vinculación con un predio (), desplazando peligrosamente a la búsqueda de la “formalización (legal y urbana) de la propiedad”.

Aunque el sector vivienda vendría promoviendo la “vivienda social” como forma de encarar esta informalidad, aún el reto de la política pública está en procurar la equidad en los derechos de acceso al suelo y la vivienda digna.

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.