Home / Derecho / Género / ¿Diversidad académica o cuota de género?

¿Diversidad académica o cuota de género?

Diversidad académica cuota de género María Elena Guerra-Cerrón

Por María Elena Guerra-Cerrón 
Docente. 

Particularmente no me agrada el término “cuota de género”; prefiero el de diversidad académica. Diversidad significa variedad, desemejanza, o diferencia, y es la característica natural de una sociedad en la que conviven personas distintas y singulares. Desde un punto de vista técnico, la diversidad sería un escenario construido -en el que se reconocen y respetan las diferencias de las personas- a partir del cual se establecen objetivos y se diseñan políticas o estrategias. La igualdad no es precisamente el objetivo de la diversidad, pero en modo alguno se fomenta la desigualdad o la discriminación. De lo que se trata es de aceptar y valorar las diferencias, para promover el acceso a oportunidades de desarrollo con un efecto positivo individual y también colectivo. Mantener la diversidad es bueno, pero aumentarla puede ser mejor.

Por ejemplo, el Royal Australian Chemical Institute (RACI) tiene una “Política de inclusión y diversidad” (1) para todos los eventos que patrocina. Se declara que la gente que se relaciona con la química es de diversas culturas, orígenes y experiencias; y que esa diversidad se debe atraer, acoger, desarrollar y retener. Con esta política se aspira a identificar talentos para incrementar la diversidad en todas las categorías de miembros, comités y empleados. La política se difunde en la web, y entre otros, se establece que el 30% del comité organizador debe ser femenino; como mínimo el 30% de todos los oradores plenarios, de apertura e invitados deben ser mujeres; el 40% de las sillas de sesión deben ser ocupados por mujeres; se debe hacer un seguimiento de la diversidad de los participantes e integrarse en el proceso de registro (género, antecedentes de habla no inglesa, aborígenes o isleños, discapacidad). Se señala que en el informe final se debe incluir una sección sobre el rendimiento en relación a los objetivos formulados. Finalmente, el Consejo de RACI llevará a cabo una revisión anual de la estrategia de inclusión y diversidad y evaluará el logro de las metas; y los resultados serán publicados. A parecer el éxito de sus eventos no sólo se mide por la calidad académica, sino por la diversidad.

También te puede interesar:  Los “Ninis”: Los que no estudian ni trabajan

Si bien la política de inclusión y diversidad y la cuota de género se imponen para asegurar la participación de personas diferentes, encuentro una connotación distinta en cada una. La diversidad se construye, y se interioriza el respeto y valor de las diferencias, y son precisamente las diferencias las que constituyen un valor agregado, por eso más que imposición es una meta y un desafío. En la llamada cuota de género (o de participación) que incluso la denominan discriminación positiva, advierto que se trataría solamente de cumplir con “una simple accesibilidad”, con la bandera de lucha contra la desigualdad.

Malcom Forbes describió a la diversidad como “el arte de pensar juntos independientemente”.

¡Este es el ideal!

Fuente: Boletín Sociedades (Febrero – 2019)


(1) https://www.raci.org.au/theraci/advocacy/the-raci-inclusion-and-diversity-policy?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.