¿Cuál es su política de dividendos?

Por:
Asociada del Estudio Muñiz. 

Es interesante conocer que luego de muchos años de cotizar en bolsa, ante la presión de los inversionistas, Bill Gates decidió repartir las utilidades que Microsoft acumulaba. Como es natural, los empresarios cuando invierten en un negocio tienen la expectativa de recibir ganancias sobre su inversión.

La indica que una empresa puede repartir siempre y cuando existan utilidades distribuibles una vez aprobado el balance. El dividendo en una empresa sería la retribución a la inversión que se entrega a sus accionistas a prorrata de la cantidad de acciones de las que estos son propietarios.

El tema de los dividendos es bastante controversial en una empresa solvente y sobre todo con liquidez. Es decir, va a depender del tipo de accionariado que lleva la empresa que decidirá cuánto de las utilidades va a reinvertirse, o cuánto se repartirá a los accionistas como dividendos. Generalmente, cuando los accionistas son jóvenes, prefieren reinvertir las utilidades generadas y de esta manera hacer crecer su empresa. Con un accionariado con muchos años en la empresa, lo usual es que busquen cosechar sus frutos. Sobre este aspecto, no hay patrones ni reglas y las posibilidades son infinitas.

También te puede interesar:  CMS Grau: Análisis de comparabilidad en venta de acciones

Es muy frecuente el conflicto que se produce entre el legítimo interés de los accionistas en redituar su inversión en la sociedad de la manera más amplia posible y el interés de los administradores, que deben velar por un manejo económico-financiero adecuado. La idea es satisfacer ambos intereses. Es decir, buscar el equilibrio entre el reparto de dividendos y la reinversión de las utilidades, para que todos estén, de alguna manera, satisfechos y sin perjudicara la empresa.

Lo importante es que el hecho de distribuir dividendos, un porcentaje de estos, o seguir reinvirtiendo en la empresa, será finalmente una decisión de los accionistas. Algunos optarán por reinvertir las utilidades hasta que consideren que es momento de repartir, otros optarán por repartir un porcentaje de las utilidades y reinvertir lo demás, o repartir la totalidad de las utilidades generadas en cada ejercicio.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.