Construcción ecológica: los edificios verdes

Miguel Cavero Velaochaga

 
Director de

Según la definición de la Environmental Protection Agency (EPA, por sus siglas en inglés), que es la Agencia de Protección del Medio Ambiente de los de América (ver https://bit.ly/2Olv8Kh), la “construcción ecológica” es la práctica que utiliza procesos y/o sistemas de edificación, que son ambientalmente responsables y eficientes respecto a los recursos involucrados durante todo el ciclo de vida de un edificio, desde la ubicación hasta el diseño, construcción, operación, mantenimiento, renovación, etcétera. Es decir, un “edificio verde” es aquel edificio sostenible.

La EPA también señala que los están diseñados para reducir el impacto general del entorno construido en la salud humana y el entorno natural, mediante: (I) uso eficiente de energía, agua y otros recursos; (II) protección de la salud de los ocupantes y mejoramiento de la productividad de los empleados; y (III) reducción de los residuos, contaminación y degradación ambiental.

Al incorporar materiales sostenibles en su construcción (por ejemplo: reutilizados, reciclados o elaborados con recursos renovables), los edificios verdes buscan crear ambientes interiores saludables, con mínima contaminación en general, en particular, reduciendo las emisiones. Igualmente buscan reducir el uso del agua en lo ornamental o paisajista, por ejemplo, usando plantas que sobreviven con poco riego, entre otros.

También te puede interesar:  Pandemia y subarrendamiento predial

En el Perú esta modalidad constructiva es poco conocida entre quienes aspiran a a una vivienda, pero viene creciendo entre los promotores inmobiliarios, es así que actualmente existe el Bono Mivivienda Verde, que es un beneficio otorgado al adquirir una vivienda que incorpore criterios de sostenibilidad en su diseño y construcción, disminuyendo así el impacto sobre el medioambiente.

El Fondo Mivivienda S. A. (FMV) se encarga de otorgar este bono, por medio de las entidades del sistema financiero, para la adquisición de una vivienda sostenible en un proyecto que deberá ser certificado como tal, en un porcentaje de 3% o 4% que se descuenta al valor de financiamiento según el grado de sostenibilidad. Se estima que al acceder a una ‘vivienda verde’, se logra un ahorro de hasta 30% en consumos mensuales de energía eléctrica y agua. Igualmente, el beneficiario del bono tendrá una cuota mensual más baja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.