Law Context

ASBANC: Nuevo marco de leasing fortalecerá la inversión

leasing

El Gobierno actualizó recientemente el marco legal del (). Lo hizo a través del Decreto de Urgencia (DU) N° 013-2020, el cual promueve el financiamiento de la Ley Mipyme, emprendimientos y startups, a través de este y otros instrumentos de crédito. Creemos que esta modificación reflotará el , pues corrige una serie de vacíos que permitirán poner nuevamente en valor sus ventajas.

El arrendamiento financiero es un instrumento de crédito que suele usarse mucho para la adquisición de bienes de capital o activos fijos, como, por ejemplo, oficinas o edificios, vehículos o maquinaria. Ello responde a que aquel genera ventajas tanto para los clientes como para el banco, las que resultan ideales para las operaciones de inversión. Al cliente, le permite depreciar aceleradamente los bienes comprados, y como esa depreciación no implica una salida de efectivo, gana crédito contra el IGV y liquidez para mantener la marcha del negocio. Y también reduce el riesgo para la entidad financiera porque durante el plazo del contrato es ella la propietaria de los bienes, y se los alquila o arrienda al cliente. De ahí la denominación de arrendamiento financiero.

También te puede interesar:  SBS dispuso mayores facilidades para deudores en problemas por pandemia

Al término del contrato, el cliente tiene la opción de comprar el bien por un precio residual y simbólico. Entonces, usando leasing, las empresas pueden invertir en activos y renovarlos cada cierto tiempo con un manejo más adecuado de su efectivo que si se financia con un producto de crédito tradicional.​

Sin embargo, como mencionamos debido a la existencia de vacíos en el marco regulatorio previo, los arrendadores financieros han sido objeto de multas y sanciones que derivaron directamente de responsabilidades del usuario u operador de estos bienes. Casos de este tipo fueron muy comunes en el sector transporte, teniendo como precedente más reciente las infracciones de tránsito por concepto de ‘’. Todo esto generó desincentivos importantes para la oferta de leasing, lo que ha incidido en una reducción de los saldos de este producto en los últimos años, aunque a diciembre de 2019 parecen haberse estabilizado, llegando a S/ 18,269 millones, con una tasa de variación interanual que ha desacelerado su caída hasta un -1.47%.

También te puede interesar:  SBS aprueba el Reglamento de Empresas de Arrendamiento Financiero (Resolución SBS Nº 2413-2020)

Fuente:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.