¿Reprogramar o refinanciar una deuda? Conoce la mejor opción para una empresa

Edmundo Lizarzaburu Bolaños
Edmundo Lizarzaburu, docente de la Universidad ESAN.

La pandemia por coronavirus ha dejado nefastas consecuencias en el rubro empresarial, pues debido a la cuarentena obligatoria que duró muchos meses, el flujo de estas terminó por ser entre negativo y “sustancialmente negativo”, dependiendo del sector al que pertenecía la empresa.

Por ello, a la fecha, “ya no solo se esta en un escenario de reprogramación sino de refinanciamiento, situación que a pesar de los diversos programas que ha otorgado el gobierno, aun persiste en algunas sectores y ha generado el problema de morosidad que los diversos agentes buscan atenuar”, indicó Edmundo Lizarzaburu, profesor de la carrera de Administración y Finanzas de la Universidad ESAN.

Asimismo, el especialista indicó que es muy importante entender que una reprogramación de una deuda es una herramienta que permite a los prestatarios cumplir con el pago de sus deudas, es decir antes de caer en retraso, mora o algún otro sobrecosto.

Y por otro lado, el refinanciamiento de una deuda es importante no confundirlos para tomar la decisión más conveniente, ya que este último se da cuando no se ha cumplido con la entidad financiera (se paga con retraso), aspecto que evidencia, entre otras cosas, poca planificación.

Así pues, de una manera más extendida, Lizarzaburu mostró las diferencias más importantes en ciertos aspectos haciendo una diferenciación entre ambas opciones de cumplimiento de deudas empresariales.

Reprogramación

  • Puede otorgarse a solicitud del cliente o de forma unilateral (a decisión de la entidad financiera), previo al vencimiento.
  • Puede otorgarse a solicitud del cliente o de forma unilateral (a decisión de la entidad financiera), previo al vencimiento.
  • Las condiciones del crédito (tasa, plazo, monto u otros) pueden variar, pero hay capacidad de negociación o se puede hasta buscar compra de deuda, al estar al día.
  • No afectará la calificación crediticia del deudor en las centrales de riesgos y el scoring en el sistema no se deteriora.

Refinanciamiento

  • Está sujeto a la negociación con la entidad financiera, en vista de que el pago ya ha vencido.
  • Se puede solicitar, pero ya es considerado como un vencido reciente, pero un vencido al final.
  • Las condiciones del crédito (tasa, plazo, monto u otros) pueden variar, pero más reducidas.
  • La calificación crediticia del deudor en las centrales de riesgos se verá afectada, impactando en su scoring.

Según el especialista, es preciso además tener en cuenta las épocas de alza de dólar, pues hay un componente importante de créditos en moneda extranjera y se tendría un mayor monto de deuda, solo por la conversión. Ante ello, es necesario en todo caso evaluar la moneda de las fuentes de ingreso y de obligaciones, así como el plazo entre ambos.

Finalmente, afirmó que en vista de la actual reducción del tipo de cambio, es conveniente que si uno tiene una deuda en dólares, cambiarla a soles y planificar el pago, buscando reprogramar, considerando algunas variables tales como: reducción en la tasa (ahorro en interés) y en la cuota (mejora en el flujo), así como evaluar los plazos (mix de las alternativas).

Fuente: Perú 21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

GIPHY App Key not set. Please check settings

Congreso de la República

Congreso reprogramó sesión por voto de confianza para el jueves 4 de noviembre

Indecopi

PCM aprobó ordenamiento de cargos del Indecopi en base a la nueva estructura organizacional