Nueva Ley de Teletrabajo: ¿Qué empresas la podrían adoptar y cómo se definiría el pago por internet?

Ley de Teletrabajo

Se abre un nuevo escenario para el trabajo a distancia en el país. Dado que el ampliamente usado trabajo remoto se autorizó en el marco de la emergencia sanitaria, desde mediados del 2020 el Congreso venía gestando una norma que reemplace a la actual y en desuso Ley de Teletrabajo; la misma que fue aprobada en el pleno recientemente.

La autógrafa todavía no ha sido publicada por el Ejecutivo; no obstante, los laboralistas consultados prevén que ese sea el paso que se tome y preceda al trabajo remoto cuando culmine su vigencia y se apruebe el reglamento de la ley.

EN LA PRÁCTICA

Haciendo las sumas y restas, la norma es más flexible que la ley original, aunque mantiene algunas medidas que dificultaron la aplicación del teletrabajo inicialmente. Una de ellas es la obligación que tendrá el empleador en el sector privado de compensar al trabajador cuando se acuerde que este aporte sus propios equipos de trabajo y el servicio de acceso a Internet. La forma en que se efectúe esta compensación se detallará en el reglamento.

Teletrabajo. (Infografía: El Comercio)

Teletrabajo. (Infografía: El Comercio)

Para Carol Villalobos, asociada del Área Laboral de Miranda & Amado, lo más conveniente es que se precise en el texto que las dos partes acuerden cómo debe realizarse la compensación, debiendo primar los criterios de racionalidad y proporcionalidad. “A nivel internacional, no se establece ninguna fórmula fija para estos pagos”, añade. En tanto, Brian Ávalos, asociado principal del estudio Payet, considera que es posible que esta medida genere un desincentivo para la empresa, pues se generarán conflictos al acordar el pago de los gastos.

Es verdad que algunas empresas en el país ya venían realizando este tipo de prácticas. Según un estudio de EY Perú, solo el 8% de empresas formales encuestadas realiza estas compensaciones; y en su mayoría son firmas del sector servicios e industrial, con una plantilla de entre 50 y 500 colaboradores, precisa Alejandra Osorio, Líder de Capital Humano de la consultora. Aquellos que antes ofrecían beneficios vinculados a su asistencia a la oficina (como movilidad o alimentación), ahora asumen el pago de los gastos de Internet o luz, entre otros, añade.

Teletrabajo. (Infografía: El Comercio)

Teletrabajo. (Infografía: El Comercio)

En tanto, dado que esta nueva norma le da la potestad a la empresa a variar la modalidad de trabajo sin un acuerdo entre ambas partes, “ya será tarea de cada empleador diseñar un esquema de costos que haga competitiva la implementación” de la norma, comenta Álvaro García, docente de la carrera de Administración y Recursos Humanos de la UPC. Ello también permitirá al empleador asignar qué puestos pueden seguir en trabajo a distancia y cuáles pueden aplicar una modalidad mixta, acota Villalobos.

No obstante, Ávalos prevé que el uso del teletrabajo en las mypes será mínimo, pues muchas no cuentan con softwares para registrar la asistencia remota de colaboradores, lo cual será obligatorio. “Hay riesgo de que sean multados”, indica.

EN EL SECTOR PÚBLICO

En el 2020, el 48% de servidores públicos aplicó trabajo remoto y un 42% realizó una modalidad mixta, según la Autoridad Nacional del Servicio Civil (Servir). Con ello, gran parte de los puestos en el Estado podrían realizarse a distancia tras la pandemia.

“Se trata de una reforma normativa necesaria”, considera Servir, pues muy pocas entidades aplicaron el teletrabajo con la norma previa.

En detalle, la nueva ley incluye la medición objetiva de las metas del teletrabajo mediante la gestión del rendimiento; y refiere que los costos del servicio de Internet y la provisión de equipos serán asumidos por el ente cuando su presupuesto lo permita. Servir informa que antes esta compensación solo procedía por acuerdo entre ambas partes; y dado que las entidades tienen restricciones presupuestales, su aplicación “se hacía inviable”.

Ávalos dice que este aspecto es discriminatorio ante el sector privado, por lo que “podría ser observado por el Tribunal Constitucional”.

MÁS DATOS

  • A fines del 2020, existían cerca de 250 mil trabajadores remotos, según el MTPE. El uso intensivo de la norma se debe a su flexibilidad, precisa Ávalos. La antigua ley de teletrabajo logró aplicarse en 1.700 colaboradores, añade.
  • El 72% de funcionarios prefieren trabajo por metas. El estudio de Servir señala que la mayoría de servidores públicos prefieren la evaluación por productos y metas frente a un horario fijo.

Fuente: El Comercio

Written by Miguel Ampudia Belling

Abogado por la UNMSM. Maestrando en Gerencia Pública por la Escuela de Posgrado - Universidad Continental. Miembro fundador del Grupo de Estudios de Derecho Mineroenergético – GEDEM. Director de Peruweek.pe.
(Contacto: +51 980326610 | peruweek@peruweek.pe)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Repartidores de Rappi

Repartidores de apps de delivery a un paso de estar en planilla

Carol Villalobos Morales

Teletrabajo: empleador podrá decidir cambio de modalidad