Ligo empezó a canalizar créditos sin recurrir a centrales de riesgo

Alberto Castillo, CEO de Tarjetas Peruanas Prepago
Alberto Castillo, CEO de .

El ha impulsado la adopción de medios de pago digitales y entre las diversas alternativas que hay disponibles se encuentra , una aplicación que brinda las funcionalidades de una billetera electrónica y una , pero que recientemente también ha empezado a canalizar .

Alberto Castillo, CEO de Tarjetas Peruanas Prepago, empresa propietaria de Ligo, comenta que desde hace poco más de dos meses, a través de la app, están otorgando préstamos proporcionados por una internacional de créditos digitales llamada Keo.

“Keo otorga el préstamo y no lo hace sobre la base de una consulta a centrales de riesgo, sino a partir del uso que la persona da a Ligo, indica Castillo.

El CEO de Tarjetas Peruanas Prepago señala que a través de algoritmos la aplicación puede predecir, revisando transacciones previas, cómo será el consumo a futuro del usuario y, sobre ello, conocer la capacidad de pago del cliente para el crédito al que quiera acceder.

También te puede interesar:  Dinero electrónico como vehículo de inclusión financiera

“Ligo es el intermediario, el canal, pues el dinero prestado es de Keo”, precisa. Los usuarios de Ligo, que hasta el momento son cerca de 150,000, pueden acceder a esta funcionalidad a través la app una vez que han creado un historial suficiente de pagos y compras.

Keo SAC (antes Mo Tecnologías SAC), es una empresa que, según indica información de , tiene como objeto social “el desarrollo y gestión de plataformas virtuales mediante las cuales se realicen diversas transacciones que involucren transferencias de dinero”.

También se dedica a “conceder préstamos directos, utilizando fondos propios con o sin garantía, a personas naturales o jurídicas”. El gerente general de Keo Perú es Alejandro Guaderrama Hernández.

Tarjeta virtual

Además de la ya conocida funcionalidad P2P (envío de dinero persona a persona), con la que cuentan la mayoría de todas las billeteras electrónicas, Ligo también da la opción de crear una tarjeta virtual dentro de la app.

“Esta tarjeta sirve para que los usuarios bancarizados puedan hacer compras por internet y no exponer su tarjeta de crédito o débito, pero también para que el público no bancarizado acceda a servicios financieros”, explica Castillo.

También te puede interesar:  Hay más de 200 startup que apuestan a financiarse vía crowdfunding equity

El usuario de Ligo no requiere una cuenta bancaria. Sin embargo, al crear su tarjeta prepago virtual, a la vez, crea una cuenta de , que, comenta Castillo, está debidamente regulada.

“Hay una ley específica que proporciona un marco general —bastante supervisado por la — la cual indica que todas las cuentas de dinero electrónico deben estar en su totalidad en un fideicomiso. Con esto se asegura el 100% de los fondos del usuario”, explica.

Del total de usuarios de Ligo, el 70% corresponde al público no bancarizado.

Castillo explica que los usuarios pueden cargar sus tarjetas virtuales a través de agentes bancarios (del BCP, BBVA, Interbank o Scotiabank), pero también por medio de transferencias que pueden hacer de una cuenta a otra aquellos que sí están bancarizados o a través de los agentes de Kasnet y Peru Money. Agrega que, si el usuario lo requiere, también puede solicitar una tarjeta física.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.