Las prioridades para dirigir en el siglo XXI

Rafael Zavala

Por:  Battle 
(Experto en Gestión del Talento Humano de la Universidad de Piura) 

Leí hace poco en la revista Business Week un artículo sobre las variables a tomar en cuenta para dirigir en estos tiempos. Si bien es cierto, no existen características que garanticen el éxito, está demostrado que hay valores que comparten todos los ejecutivos, como la autoexigencia, el conocimiento, la honestidad, el servicio, el equilibrio personal o el saber gestionar conflictos que ayudan en la labor de dirección. Además, se fija que los ejecutivos organizan su trabajo en torno a tres elementos: el futuro, el modelo de negocio y las personas.

El modelo de dirección que se desprende de dichas prioridades deja atrás una concepción del ejecutivo como un mero estratega que busca competir y apropiarse del valor generado por proveedores, clientes, sociedad, o incluso empleados. La sociedad y las personas ya no son vistas solo como una fuente de la que se debe extraer recursos para lograr objetivos económicos.

También te puede interesar:  Estas son las profesiones más solicitadas en el Estado

Dicen que punto a punto se gana un partido memorable, paso a paso se corona una larga caminata, minuto a minuto se protagoniza una vida fértil. Álvarez decía también que nada de esto significa que no se hagan planes, que no se proyecte el futuro. Estos se necesitan para organizar unas buenas vacaciones, para elegir universidad, para reservar las entradas al teatro, para diseñar un plan de carrera profesional, para preparar un planeamiento estratégico para la empresa. Pero una vez hecho esto, hay que devolver la cabeza al presente y dejar el futuro en la agenda, quietecito y controlado, ahí nos hemos citado con él.

En ocasiones no se vive el presente por estar mirando el ayer, teniendo miedo del mañana, y entre tanto, se te va la vida. Por último, además del tiempo en el que vivimos, es necesario para saber dirigir el aprovechar el tiempo, el nuestro y el de los demás. “Si no vives como piensas, acabarás pensando como vives”, decía Marcel Proust. Muchos de nosotros pasamos el tiempo, desaprovechándolo, que si fuese solo oro quizá podríamos darnos el lujo de perderlo, pero el tiempo es vida, y no sabemos cuanta nos queda. Vale la pena interiorizar esto y ajustar algunos temas internos. ¿Lo intentamos?

También te puede interesar:  Estas son las profesiones más solicitadas en el Estado

Fuente: El Peruano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.