Brasil en observación

 

Dilma Rousseff

Agencia Moody’s decidió esperar hasta 18 meses en calificar la marcha de la economía brasileña tras la reelección de Dilma Rousseff.

La agencia internacional Moody’s no muestra “apuro” en decidir si reducirá la calificación de crédito de Brasil, pero podría actuar rápidamente si observa que la presidenta reelecta Dilma Rousseff no está haciendo cambios significativos en la política en su segundo Gobierno, dijo el martes un analista senior de la firma.

Así lo informó Mauro Leos, analista de esta firma, la misma que hace unos meses amenazó con rebajar la nota a Brasil si el Gobierno no cambia su política económica.

“Si hay un nuevo equipo, una nueva política, una nueva estrategia, es justo que veamos cómo son sus planes y cómo implementan sus programas. No tenemos apuro en tomar una decisión. Podemos esperar 12 a 18 meses para llegar a una conclusión final sobre si las condiciones están mejorando o no”, expresó.

La estrecha victoria de Rousseff ante el preferido de los mercados, Aécio Neves, subraya el desafío que enfrentará la mandataria en complacer a aquellos que votaron por la continuidad de su política y el escéptico sector privado.

También te puede interesar:  Estados Unidos: Joe Biden revierte políticas migratorias de Donald Trump

La incertidumbre en relación a las políticas económicas que emprenderá la mandataria continuará en los próximos dos meses mientras lleva a cabo nombramientos clave en el gabinete que serán una señal de si su segundo gobierno será el mismo o distinto.

“Si la evidencia es clara en algún momento de que el Gobierno es incapaz o reticente a hacer cambios suficientes estaremos listos para adoptar una posición”, dijo.

Cabe recordar que el 9 de septiembre, Moody’s rebajó el panorama de Brasil de Baa2 a negativo, menos de cinco semanas antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. El mes pasado, antes de que Rousseff fuera reelecta, Leos dijo que la agencia podría esperar hasta el 2016 para resolver ese panorama.

Actualmente, el país está a dos niveles de la zona de grado de inversión de Moody’s y también de Fitch Ratings, que mantiene un panorama estable en su calificación. Hasta el momento, solo Standard & Poor’s ha rebajado la deuda del Gobierno brasileño.

También te puede interesar:  Joe Biden: las 17 primeras medidas con las que el presidente empieza a revertir las políticas de Trump

De otro lado, según un comunicado del Palácio do Planalto, el presidente estadounidense Barack Obama felicitó por teléfono a Dilma Rousseff en el marco de su reelección por otros cuatro años.

Para Obama la reelección evidenció la solidez de la democracia brasileña, y consideró que existen grandes oportunidades de cooperación entre y Brasilia en las áreas económica, financiera y de energía.

Además sugirió que delegaciones estadounidenses y brasileñas deberían trabajar en los mecanismos existentes para definir la agenda del 2015, fijando las bases para preparar una visita de Estado de la presidenta brasileña a en el momento oportuno.

Diario UNO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.